fútbol segunda división b

Un tropiezo en el peor momento

  • El Marbella cae en el campo del UCAM Murcia (2-1) y aleja sus opciones de terminar como campeón de grupo

  • Los de Fernando Estévez, muy atentos al Cartagena hoy

Luis Rioja, en un lance del encuentro ante el UCAM Murcia. Luis Rioja, en un lance del encuentro ante el UCAM Murcia.

Luis Rioja, en un lance del encuentro ante el UCAM Murcia. / marbella fc

El Marbella se complica sus opciones de quedar campeón del Grupo IV de Segunda División B después de la derrota por la mínima que sufrió ayer en el estadio de La Condomina ante un UCAM Murcia potente, que estaba llamado también a pelear por el ascenso, pero que finalmente se tiene que conformar con buscar plaza para la Copa del Rey.

Los blanquillos afrontaban el choque con la necesidad de ganar para meter presión al líder Cartagena, que juega hoy en el campo de la Balompédica Linense. Pese a la derrota, habrá que esperar el resultado de ese partido para saber si el equipo tiene aún opciones de acabar primero del grupo, lo que daría gran ventaja para la fase de ascenso a Segunda División.

En Murcia, el técnico, Fernando Estévez, recuperaba en el equipo titular a Álex Bernal y a Corpas, tras cumplir un partido de sanción, y también en la punta a Francis Ferrón. Con esos tres cambios afrontaba un choque que se complicó pronto. El primer tiempo fue para el UCAM Murcia, que abrió el marcador a los 13 minutos por medio de Onwu. El Marbella no lograba tener el balón y sufría las embestidas de un rival muy intenso, especialmente por el costado derecho de la defensa blanquilla.

Los acercamientos más peligrosos eran todos los de los locales, aunque Francis Ferrón logró marcar, pero el árbitro lo anuló por posición de fuera de juego del ariete del conjunto marbellí (minuto 28).

En el tramo final de la primera parte, una ocasión para cada equipo. Primero, en el minuto 41, un disparo de Víctor García que pegó en el poste. Y, en el tiempo añadido, un remate de Catena tras un saque de esquina que se marchó rozando el poste también.

El Marbella compareció en el segundo tiempo con la intención clara de remontar el encuentro, con más intensidad y profundidad hacia el área murciana. Los blanquillos se volcaron y generaron peligro, aunque también el UCAM tuvo el segundo con un mano de mano de Colinas que se le marchó alto.

Y el choque se complicó ya muchísimo cuando, en el minuto 71, Vivi hizo el segundo al rematar un saque de esquina. No es nada habitual ver al Marbella encajar dos goles, que daban mucha ventaja a la escuadra universitaria.

Más complicaciones en el minuto 82, cuando Lolo Pavón vio la segunda tarjeta amarilla y fue expulsado. Aun así, con diez, el equipo fue capaz de acortar distancias con un zapatazo de Chus Hevia desde la frontal del área.

Quedaba muy poco tiempo para buscar al menos un punto, pero no fue posible. El equipo cerrará la liga regular el próximo domingo ante el Villanovense a las 18:00 horas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios