La vela, un proceso de superación constante

  • Los niños de esta EDM tienen que afrontar retos como estar solos en una embarcación o mejorar su equilibrio para aprender a navegar

La Escuela Deportiva Municipal (EDM) de vela es una de las que menos tiempo lleva con la iniciativa de la Fundación Deportiva, dos años, aunque ha sido tiempo más que suficiente como para adaptarse de lleno al proyecto municipal.

Son 40 los alumnos que se encuentran a las órdenes de Cristina Jiménez y de Fabián Maggi, los dos monitores que dirigen sendos grupos de esta Escuela en la que los niños tienen su primera toma de contacto con la navegación.

"Es difícil, porque muchos son demasiado pequeñitos y muchas veces les da miedo quedarse solos en el optimist", explica Carlos López, coordinador de esta EDM.

Estar solos en el agua es uno de los principales temores de los alumnos, pero los monitores los controlan de cerca con tres zódiac y les ayudan a superar cualquier temor que pueda surgirles: "Normalmente estamos a unos diez metros de los niños, los vigilamos bien y nos aseguramos de que no tengan problemas", continúa López.

"La idea es que los niños salgan de aquí directamente a la competición. De hecho, a algunos de ellos ya les hemos ofrecido ir más horas a practicar, para formar parte del equipo de competición", agrega el coordinador de la Escuela.

Es en el club El Candado donde los alumnos de esta EDM dan sus clases una vez a la semana durante cuatro horas. Los más inexpertos lo hacen los sábados por la mañana y los que tienen más asentados los conocimientos, los domingos.

La psicomotricidad, la coordinación y el equilibrio son los aspectos en los que desde esta EDM más se hace hincapié y es que los barcos que los niños emplean , los optimist, son planos "lo que provoca que tengan menos estabilidad", dice López.

Para todo esto, la Fundación Deportiva da a los pequeños una indumentaria y, además, la parte de arriba del traje de agua junto con una libreta en la que hay información acerca de los optimist y también su nomenclatura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios