"El verdadero Weligton aún está por llegar"

Robson Pena de Oliveira Weligton (Fernandis, Brasil, 1979) es el jugador de moda en el Málaga. Desde que este verano llegara al club procedente del Grashhopper, el central brasileño ha amasado en cada partido un sinfín de elogios que le han convertido en el auténtico mariscal de la defensa. Su tranquilidad en los terrenos de juego es sólo el sinónimo de una personalidad que emana prudencia y serenidad en todas sus declaraciones.

-¿Se esperaba que las cosas le iban a salir tan bien cuando firmó por el Málaga?

-Yo en cada partido intento hacer las cosas bien. No soy un jugador que me caracterice por actuaciones espectaculares, sino que una de mis virtudes reside en la regularidad de mi trabajo. Pero aún puedo dar mucho más de mí y creo que el verdadero Weligton aún está por llegar. Sin embargo, nunca antepongo mi rendimiento al del equipo, porque lo más importante es que podamos ascender.

-¿Se imagina ya jugando en Primera División?

-Todavía queda mucho trabajo por delante y muchos partidos por disputar, pero estamos en el camino

correcto. Mentiría si le dijera que no me gustaría jugar en Primera, es uno de los sueños de todos los jugadores que llegan a España, pero, repito, todavía queda mucho trabajo por delante.

-¿Su permanencia en el Málaga está vinculada al ascenso?

-Creo que si ascendiéramos todo sería más fácil, pero es algo que no depende de mí y sí del Málaga. Cuando vine a España mi objetivo era hacerme con un hueco en el mundo del fútbol. Para llegar aquí he tenido que luchar mucho y nadie me ha regalado nada. Yo siempre creí en mis posibilidades, pero antes tuve que trabajar en otros sitios, como en la agricultura con mi padre. El fútbol es más complicado de lo que se ve por la televisión y detrás de los jugadores hay muchas historias de esfuerzo.

-Pero en el Málaga están muy satisfechos con su rendimiento.

-Hasta que no se resuelva todo no me quiero pronunciar, pero lo que sí le puedo decir es que yo estoy muy a gusto en el club y en la ciudad, que me han acogido de un modo excepcional. Ahora todo está parado y quedan dos meses de competición muy importantes.

-¿Se atrevería a señalar con cuántos puntos se puede subir?

-Yo creo que entre 70 y 73. Todos los equipos ya hacen cuentas y creo que si nosotros ganamos los partidos en casa y sacamos alguna victoria fuera podríamos asegurar el ascenso, pero no será nada fácil porque la Segunda División es muy igualada.

-¿Le ha sorprendido el nivel de la categoría?

-Totalmente. Cualquier equipo te puede ganar y nadie se entrega hasta el final. Es más, le puedo decir que su nivel es más alto que el de la Primera División suiza. Es un fútbol muy directo y agresivo en el que nunca te puedes confiar porque el rival puede aprovecharse de cualquier error para marcar.

-Como sucedió ante el Eibar...

-Puede ser. Tuvimos cuatro oportunidades claras para marcar y ellos se aprovecharon de un balón parado para empatar. Pero yo hago una lectura positiva del resultado. De la forma en la que se desarrolló el partido, un punto es positivo para nuestro objetivo.

-¿No le parece que el equipo sufre demasiado para defender las acciones a balón parado de los rivales?

-No creo. El fútbol es así y el gol también fue acierto de ellos porque la falta estaba muy bien lanzada. No creo que se traten de errores de concentración y sí de suerte del rival.

-Con quien no tiene ningún tipo de problemas es con Helder...

-La verdad es que nos compenetramos muy bien. Antes de jugar juntos en el Málaga no nos conocíamos. Él tiene unas características y yo otras que logramos conjuntar. Pero la seguridad del equipo no está sólo en nuestro trabajo. Los laterales están jugando muy bien y la línea del centro del campo también ayuda mucho.

-¿Quién ha sido el jugador con el que ha tenido más problemas para defenderle?

-Me acuerdo del partido del Elche en el que sus delanteros [Miguel y Noel Williams] nos crearon muchos problemas y la verdad es que me sorprendieron. Nino, el del Tenerife, también es un gran jugador, pero en esta categoría cualquier delantero te puede dar muchos problemas y siempre hay que estar muy atentos.

-¿Y qué equipo le ha gustado más?

-El Numancia es un equipo muy fuerte y ahora mismo está muy bien. Además, el Celta, cuando visitó La Rosaleda, también jugó muy bien y ha sido uno de los equipos que mejor fútbol ha practicado en Málaga. Luego están la Real Sociedad y el Sporting de Gijón, que hasta el final van a luchar por ascender. Va a ser bonito porque hay muchos equipos luchando por los primeros puestos de la clasificación y nosotros estamos muy bien posicionados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios