La victoria del DKV evita el dramatismo

  • Objetivo El Unicaja se asegura su presencia en la Copa del Rey gracias al triunfo de la 'Penya' en Granada Regreso Santiago jugará en el Carpena un mes después

No, ayer no jugaba el Unicaja. La decisión de la ACB de no establecer un horario unificado en la última jornada de la primera vuelta, al menos para los partidos en los que había algo en juego, se lo permitió. Pero fue una tarde tensa en la que el club malagueño estuvo muy pendiente de lo que sucedía en Granada entre el equipo andaluz y el DKV Joventut.

La radio o la web de la ACB hicieron de vehículo transmisor. Arrollador inicio granadino, reacción del DKV, igualdad extrema y un desenlace de infarto en el que el dúo Rudy-Ricky propició el triunfo verdinegro y la clasificación del equipo malagueño para la Copa del Rey que se celebrará en Vitoria del 7 al 10 de febrero. Sí, el Unicaja estará en la Copa independientemente de su resultado de hoy ante el Cajasol. Sólo una remota posibilidad, que los cajistas pierdan y el Gran Canaria gane en Vistalegre al Real Madrid y le remonte un averaje de +75 puntos favorable a los malagueños, lo podría evitar.

Una pena para el Granada, que nunca había estado tan cerca de participar en el torneo copero. Y un alivio para el Unicaja, que ve cumplido su primer objetivo de la temporada después de haberlo visto prácticamente perdido hace sólo unas semanas. La otra plaza en juego la ocupará el ganador del Akasvayu-Grupo Capitol Valladolid que se disputa esta tarde.

Así las cosas, lo que esta mañana podría haber sido una auténtica final en la que el equipo de Scariolo hubiese peleado por evitar su mayor fracaso de los últimos años se convierte en un encuentro intrascendente a corto plazo. El Joventut ha eliminado el dramatismo y ha provocado que el objetivo hoy sea otro, el de mirar hacia arriba en la clasificación y pensar a medio plazo. La lógica invita a tomarse el encuentro ante el Cajasol no como el último de la primera vuelta, sino como el primero de la segunda. Y para llegar al play off por el título en una buena situación queda mucho trabajo por hacer. Concretamente, sumar, al menos, cuatro triunfos más que Bilbao, Barcelona, Joventut y Tau para aspirar a ser cabeza de serie.

Los malagueños regresan al Carpena en el que será el primer partido de Daniel Santiago en casa desde el pasado 8 de diciembre y después de haber vuelto a mostrar sus carencias en la pista de un rival directo (esta vez en Tel Aviv). La solvencia mostrada en casa, donde no pierde desde que el iurbentia Bilbao le sorprendiese el 11 de noviembre de 2007, y la buena racha que atraviesa en la ACB (ha ganado seis de sus últimos ocho partidos) debe ser suficiente para doblegar a un Cajasol que ha perdido los siete encuentros que ha disputado lejos de Sevilla. Pero el equipo de Ruben Magnano debe y tiene que reaccionar en algún momento. Y cuenta con Bennett. Al menos, gracias al DKV, una derrota no sería dramática.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios