Alestis se enfrenta este viernes a la entrega de la primera 'panza' del A350

  • La firma, con dificultades en el arranque de la producción, trabaja a contrarreloj para cumplir con el plazo acordado con Airbus

Comentarios 9

Nuevo reto para Alestis. La compañía andaluza, proveedora de primer nivel (tier one) de Airbus, se enfrenta este viernes a un nuevo hito dentro del programa del avión de pasajeros A350: la entrega de la primera belly fairing o panza del aparato al constructor aeronáutico. Alestis, que también fabrica el cono de cola (o sección 19.1) de la aeronave, trabaja a marchas forzadas para cumplir con el plazo acordado, aunque las dificultades que está atravesando en el arranque de la producción, podrían retrasar la salida de la pieza de la factoría de Puerto Real.

Para evitar esta posible demora en la entrega, que fuentes cercanas al programa ya dan por hecha, Alestis ha reforzado incluso la plantilla de la planta gaditana, donde se desarrolla el montaje de la mencionada panza, que consta de tres paquetes de trabajo: la fabricación de los paneles de fibra de carbono, la estructura metálica y los sistemas -los elementos de la belly fairing proceden de la planta de Tecnobahía Composites, en El Puerto de Santa María, y de San Pablo, en Sevilla-.

Si todo marcha bien, este viernes la belly fairing saldrá completamente equipada de la factoría puertorrealeña rumbo a la planta de montaje final (FAL) del A350 en Toulouse (Francia). El viaje lo hará por barco hasta Burdeos y, desde allí hasta su destino, recorrerá unos 120 kilómetros en un convoy por carretera -destinada exclusivamente al transporte de piezas de aviones de Airbus-.

Con respecto a la información publicada por este periódico hace justo una semana, en la que Airbus aseguraba haber salido en auxilio de Alestis para evitar retrasos en el programa del A350, la compañía andaluza declinó hacer ningún comentario. El fabricante aeronáutico europeo declaró que había enviado grupos de trabajo para suplir las carencias técnicas de la firma andaluza en la etapa de arranque de la producción y encauzar, así, un programa en el que no pueden permitirse más deslices, pues ya acumula un año de retraso en las entregas. No obstante, fuentes laborales de la propia compañía señalaron que la presencia de profesionales de Airbus en sus plantas es "meramente testimonial, no pasan de cuatro o cinco". "Si hay retrasos en el proyecto será por culpa de otros subcontratistas o de las propias fábricas de Airbus, no por nosotros", añadieron.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios