Andalucía no se moja

"La energía eólica marina es una oportunidad que no podemos perder", subraya Marcos Bergua, director general de Industria del Gobierno de Cantabria. Su departamento botó en junio a tres millas de la costa una boya equipada con una torre científica para conocer la viabilidad de la explotación eólica del entorno. En noviembre se instalará una segunda boya que podrá portar un aerogenerador. Y en 2010, habrá prototipos conectados a la red.

En el Instituto de Investigación en Energía de Cataluña (IREC) están convencidos de que los aerogeneradores sólo se aceptarán si no se ven desde la costa, a distancias y profundidades que hacen inviable su anclaje. Por eso el IREC está desarrollando una plataforma flotante de ensayos en Tarragona, explica su director, Antoni Martínez.

El Gobierno vasco propone "aunar esfuerzos" para crear un polo de las renovables marinas que posicione a España "como líder mundial", avanzó el director del Área de Renovables del Ente Vasco de Energía (EVE), Javier Marqués, en el III Encuentro Especializado en Parques Eólicos Marinos.

En el foro participaron representantes del Gobierno, directivos de las principales energéticas del país, científicos y ecologistas, y técnicos de comunidades autónomas entre las que no se encontraba Andalucía, pese a que las costas de Cádiz y Huelva son dos de los destinos que acumulan más proyectos, y pese a que el Gobierno considera "prioritario" este sector. Dejó constancia de la ausencia Rafael García, director de negocio nacional de Capital Energy: "Me alegro de ver a algunas autonomías implicadas en el sector, pero sigo echando de menos a Andalucía", lamentó el directivo, que no se refería sólo a aquel momento puntual sino a la postura completamente ajena al sector que mantiene la Junta de Andalucía. "Nadie quiere mojarse", argumentó el directivo de Capital Energy.

Hasta ahora, la Junta se ha enrocado en el requisito formulado por el ex presidente Manuel Chaves de que no habría eólicas marinas sin consenso social. García también citó "la negativa percepción de la eólica en Cádiz" por su nulo impacto en empleo pese a la gran cantidad de aerogeneradors instalados. Sin embargo, los movimientos del Gobierno, que prevé parques operativos en 2016, exigen ahora que la Junta tome posiciones, tal y como reclaman promotores y grupos conservacionistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios