Andalucía recibe cada año 11.605 millones más de lo aportado al Estado

  • La región es la que registra mayor superávit de la balanza fiscal con la Administración central en el periodo entre 1991 y 2011

Andalucía ha recibido una media de 11.605 millones de euros anuales más de lo aportado al Estado en los últimos 21 años, lo que implica que se mantuvo como la primera autonomía con mejor saldo de España. Así lo pone de manifiesto el estudio Balanzas fiscales de las comunidades autónomas con la Administración Pública Central 1991-2011, editado por la Universidad de Valencia y rubricado por los profesores Ezequiel Uriel y Ramón Barberán. Se trata del informe con la serie de saldos fiscales más larga del que se dispone en España referida a todas las regiones.

En concreto, la región andaluza aportó al Estado una media de 36.384 millones anuales de ingresos en ese periodo -básicamente en concepto de impuestos-, mientras que se benefició de un gasto público de 47.989 millones -en forma de servicios y transferencias a la comunidad-, con lo que su saldo fue positivo durante esos 21 años, registrando un superávit de unos 11.605 millones cada ejercicio.

Por detrás de Andalucía, aunque muy de lejos, se situaron Galicia, con un saldo de 4.535 millones, Castilla y León, con 4.168 millones, y Canarias, con 3.187.

Frente a ellas, las autonomías que se posicionaron al otro lado de la banlanza, es decir, las tres únicas que aportaron al sistema más de lo que recibieron, fueron, por este orden, Madrid, que registró un déficit anual entre 1991 y 2011 de 13.539 millones de euros de media; Cataluña, con un saldo negativo de aproximadamente la mitad que aquélla: 6.749 millones; y Baleares, con 607 millones.

Desde el punto de vista de los saldos per cápita, se repitió el patrón, ya que los ciudadanos madrileños, catalanes y baleares fueron los que más contribuyeron al sistema público central y los que recibieron menos del Estado, con cifras negativas de 2.425 euros, 1.038 euros y 715 euros, respectivamente. El resto de comunidades registró saldos positivos. Así, Andalucía se situó en la parte media de la tabla, puesto que recibió del Estado unos 1.548 euros por persona de media, en la línea de Castilla-La Mancha o Galicia -ver gráfico adjunto- y a distancia de otras más beneficiadas como Extremadura, Asturias, y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

El informe subraya que, mientras Andalucía ocupaba el puesto número 18 en cuanto a PIB (Producto Interior Bruto) per cápita, con 15.065 euros, era la undécima en saldo por persona. Los autores del estudio matizan que, a priori, cabría esperar que la posición fuera muy similar en ambas variables, pero que por circunstancias especiales como la densidad de población, el relieve o la tasa de desempleo, se aprecian diferencias notables. En el caso de la comunidad andaluza, aunque es la penúltima región en PIB por persona (sólo supera a Extremadura), su saldo fiscal per cápita es menor al que le correspondería, lo que denota que el Estado gasta en Andalucía menos de lo que debería. Sin embargo, se da la situación de que, otras comunidades que cuentan con mayor riqueza por ciudadano, como el País Vasco -la segunda tras Madrid-, tiene un saldo positivo similar al andaluz, puesto que las ventajas de su régimen foral le permiten aportar menos al sistema central que otras comunidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios