Asaja acusa a la Junta de recortar un 54% las ayudas a la producción integrada de arroz

La organización agraria Asaja-Sevilla advirtió ayer de la "amenaza" sobre la producción integrada del arroz con "el recorte" de la Junta de Andalucía en la ayuda agroambiental del cultivo.

Asaja-Sevillla apuntó que la consejera andaluza de Agricultura, Elena Víboras, puede pasar a la historia como "la responsable del retroceso medioambiental" del sector arrocero andaluz, puesto que si las ayudas a la producción integrada en el arroz pasan de 248 euros por hectárea a sólo 115 -un 54% menos- "y además se inventa nuevas exigencias incumplibles, la medida estará condenada al fracaso".

Andalucía es la primera región arrocera de España y Sevilla la primera provincia productora. En el entorno del parque nacional de Doñana se cultivan 35.527 hectáreas de arroz bajo las directrices de la producción integrada, un sistema que ha permitido reducir el uso de productos fitosanitarios en un 62% compatibilizando la producción de arroz con el medioambiente y el resto de actividades del entorno de Doñana.

La organización agraria indica que este tipo de agricultura tiene un coste más elevado, de ahí que desde la Administración se pongan en marcha ayudas quinquenales. En las últimas cinco campañas los arroceros sevillanos recibieron una ayuda adicional de 248 euros por hectárea.

Esta ayuda será "muy superior" en otras regiones arroceras, como Valencia, donde la Consejería de Agricultura la ha fijado en 400 euros,un 347% mayor a la que recibirán los andaluces.

Tal como está planteada, Asaja-Sevilla advierte que la propuesta incentiva "el abandono" y que se deje sin cultivar el 2,5% de cada explotación, lo que equivale a dejar improductivas 1.000 hectáreas de superficie arrocera y supone la pérdida de una producción de diez millones de kilos de arroz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios