El BBVA ganó el 34,8% menos en 2011 tras un ajuste contable en EEUU

  • El beneficio es de 3.004 millones y el presidente del grupo asegura que la entidad ha fortalecido su capacidad de crecimiento durante la crisis.

El BBVA obtuvo un beneficio neto de 3.004 millones de euros en 2011, que fue un 34,8% inferior al logrado en 2010, a causa, principalmente, de un ajuste que tuvo que realizar en la contabilidad de su franquicia estadounidense, ha informado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Si no fuera por este ajuste, que le obligó a aportar 1.011 millones de euros netos en impuestos en Estados Unidos, el beneficio recurrente, el procedente del negocio sin extraordinarios, hubiera caído el 12,8% y se hubiera situado en 4.015 millones de euros, ha explicado hoy la entidad.

El BBVA ha asegurado que cumplirá "con holgura" las recomendaciones sobre capital de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), que a cierre de diciembre se situaba en el 10,3% en términos de capital de máxima calidad tras crecer "sólo en el cuarto trimestre" en 5.300 millones. En opinión del presidente del Grupo, Francisco González, estos resultados "demuestran la extraordinaria capacidad de BBVA para generar beneficios incluso en los escenarios más complejos", en los que la entidad ha logrado fortalecer su capacidad de crecimiento.

En un contexto de fuertes incrementos en la tasa de morosidad debido a la crisis, el BBVA mejoró ligeramente y situó sus impagados en el 4%, frente al 4,01% de diciembre de 2010, con un porcentaje de cobertura del 61%, algo peor que el 62% de un año antes. Los créditos brutos a la clientela crecieron el 3,7% a cierre de diciembre y se situaron en 361.310 millones de euros, en tanto que los depósitos de los clientes aumentaron el 2,3% y alcanzaron los 282.173 millones.

En cuanto a los principales márgenes de la cuenta, el de intereses, que mide los ingresos más recurrentes, se redujo el 1,2% y quedó en 13.160 millones de euros, una evolución que la entidad ha atribuido al "dinamismo de la actividad en países emergentes, la adecuada gestión de los precios y la diversificación por regiones y negocios. El margen bruto, que añade comisiones, se situó en 20.566 millones, un 1,6% menos que un año antes, en tanto que el margen neto cayó el 11,1% y quedó en 10.615 millones después de restar las amortizaciones y los gastos de explotación, que crecieron el 11% debido principalmente a la incorporación del banco turco Garanti. Las pérdidas por deterioro de activos financieros se situaron en 2011 en 4.226 millones de euros, lo que significa una reducción del 10,4 % frente a las del año anterior.

Por áreas geográficas, en España el grupo ganó 1.363 millones de euros, el 39,5% menos, y registró un ratio de mora del 4,8% y una cobertura del 44%, estables por octavo trimestre consecutivo, ha precisado la entidad. En Eurasia, el grupo ganó 1.027 millones, que representaron un incremento del 74,8 % debido al dinamismo de China y Turquía. En México obtuvo un beneficio neto de 1.741 millones de euros, que creció el 2 %, en tanto que en América del Sur ganó 1.007 millones, el 13,2 % más. En Estados Unidos, las cuentas arrojaron unas pérdidas de 722 millones de euros, frente a las ganancias de 239 millones de 2010, debido al mencionado ajuste contable. En Negocios Globales, el beneficio se situó en 1.122 millones de euros, lo que supone un 8,3% menos que en 2010.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios