El BCE compra 46.000 millones de deuda española

  • Barclays estima que la entidad ha adquirido 218.000 millones en bonos soberanos desde 2010.

El Banco Central Europeo (BCE) ha invertido 46.000 millones de euros en la adquisición de deuda pública española en los mercados secundarios de agosto a finales de 2011, una cifra que representa alrededor de la quinta parte de los 218.000 millones de euros destinados a la compra de bonos soberanos de la Eurozona a través del programa de compra de valores (SMP) que se puso en marcha en mayo de 2010 -España no entró en él hasta una segunda fase que arrancó en agosto del año pasado-. Eso es lo que se desprende de las estimaciones publicadas ayer por Barclays.

En un informe dedicado a este controvertido programa del BCE, que se ha cobrado la dimisión de los consejeros alemanes Axel Weber y Jurgen Stark, Barclays trata de arrojar luz sobre las compras del banco central, para lo que aplica la premisa de que el BCE lleva a cabo sus adquisiciones en proporción al tamaño de los mercados de deuda de los respectivos países.

Así, la entidad británica calcula que el BCE ha adquirido desde el lanzamiento del programa y hasta finales de 2011 un total de 46.000 millones en bonos españoles (22%), 90.000 millones de euros en deuda italiana (43%), 36.000 millones en deuda griega (17%), 20.000 millones en bonos portugueses (10%) y 19.000 millones en deuda irlandesa (9%).

Los analistas de Barclays señalan que, en una primera fase de aplicación de este programa, que abarcaría desde su lanzamiento en mayo de 2010 hasta principios de 2011, el BCE adquirió deuda de Grecia, Irlanda y Portugal en una proporción de 50%, 25% y 25%, respectivamente. Posteriormente, a partir de agosto de 2011, la institución decidió reactivar dicho programa para adquirir deuda de Italia y España, en una proporción que Barclays cifra respectivamente en un 66% y un 33%.

El informe destaca que, de aplicar una valoración de mercado a la deuda pública adquirida por el BCE, la entidad registraría pérdidas de más de 30.000 millones de euros, principalmente por su exposición a deuda griega. La española, sin embargo, le reportó beneficios de 1.000 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios