La subida de tipos del BCE dispara el Euríbor a niveles de febrero de 2009

  • La media mensual del indicador se sitúa en el 2,032% y se prevé que cierre abril en el 2,2%, lo que encarecería las hipotecas que se revisen en mayo en cerca de 850 euros anuales.

Comentarios 1

La subida de tipos en la zona del euro adelantada en marzo y aprobada por el Banco Central Europeo (BCE) situará el Euríbor a doce meses a finales de mes en torno al 2,2%, lo que encarecerá las hipotecas suscritas hace un año que se revisen en mayo en cerca de 850 euros anuales. La subida de las cuotas es considerablemente mayor que la que sufrieron las familias hipotecadas al cierre de marzo, cuando el indicador, el más utilizado para el cálculo de hipotecas, cerró en el 1,924% y subió los préstamos alrededor de 50 euros mensuales o 600 al año.

El Euríbor ganó quince milésimas en tasa diaria y se situó en el 2,057%, con lo que tras seis jornadas negociadas en abril la media mensual provisional se eleva al 2,032 %, la más alta desde febrero de 2009. Desde que el 3 de marzo el presidente del BCE, Jean Claude Trichet, adelantara la posibilidad de que el organismo elevaría los tipos de interés en la zona del euro para combatir el repunte de la inflación, el Euríbor ha mantenido una tendencia al alza y ha ganado más de dos décimas. El indicador reaccionaba al día siguiente del anuncio del BCE con una subida de casi 1,5 décimas y a partir de entonces ha seguido una trayectoria alcista que, de mantenerse a este ritmo, colocaría el euríbor en torno al 2,2% a finales de este mes. Para una hipoteca media de 150.000 euros contratada en abril de 2010, con un plazo de amortización de 25 años y un Euríbor del 1,225%, el aumento mensual sería de 70 euros, 840 al año.

Los analistas consultados sitúan el Euríbor en torno al 2,5% a finales de año, no tanto a causa del cambio de política monetaria del BCE como por la normalización del mercado de crédito, al tiempo que calculan que los tipos de interés en la zona del euro, que situó el BCE en el 1,25%, terminarán el año en el 1,75%. Para ello, el organismo procederá a dos nuevas subidas de tipos en la zona del euro a lo largo del año, ambas de un cuarto de punto, algo que los mercados ya dan por descontado. Trichet aseguró que la institución hará "lo que considere necesario para garantizar la estabilidad de precios" y dejó así abierta la puerta a futuras subidas.

Expertos y analistas coinciden en señalar que el euríbor estaba en niveles excesivamente bajos, algo que, destacan, no es bueno para la economía, aunque reconocen que tipos de interés más altos perjudicarán sobre todo a las familias hipotecadas. No obstante, la Asociación Hipotecaria descartó que a corto plazo las subidas en las cuotas de los préstamos hipotecarios puedan "tensionar" la capacidad de pago de los hogares españoles, aunque sí reconoció efectos "muy negativos" a medio plazo.

Partidos políticos, sindicatos y asociaciones de consumidores se han manifestado decididamente en contra de la decisión del BCE, que provocará dificultades para las familias y la desaceleración del crecimiento, especialmente en el sector inmobiliario. La decisión del BCE se apoya en el repunte de la inflación en la zona del euro, que supera el deseado 2%, un repunte que los expertos explican por el alza de los precios del petróleo y no por problemas estructurales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios