Banca Cívica inicia el traspaso al grupo de todo el negocio financiero de las cajas

  • El consejo de administración de la entidad aprueba la integración de todos los activos y pasivos en el nuevo banco · Las cuatro cajas mantendrán su marca comercial solamente para las obras sociales

Comentarios 2

El consejo de administración de Banca Cívica, reunido ayer jueves en Madrid, aprobó por unanimidad el llamado proyecto de segregación, que representa en la práctica, una vez produzca efecto, el traspaso del negocio bancario de Cajasol, Caja Navarra, Caja Burgos y Caja Canarias al Banco, con la salvedad de aquellos activos y pasivos que están adscritos a la obra social y de las acciones de las cuatro entidades que conforman el grupo financiero.

Según indicó ayer Banca Cívica en una nota, se trata de "un paso muy importante y decisivo en el proceso de conformación de la entidad bancaria", toda vez que con este proyecto de segregación Banca Cívica "pasará a ser el tenedor de todos y cada uno de los activos y pasivos de las entidades del grupo, es decir, el negocio financiero y todos sus recursos humanos, técnicos y administrativos".

La entidad indica que este acuerdo es "un paso imprescindible para lograr los planes de recapitalización presentados por la entidad al Banco de España en esta semana". De esta forma, las entidades segregadas ceden en exclusiva a Banca Cívica la titularidad de los signos distintivos de las cajas -marcas, nombres comerciales, nombres de dominio- para todo el negocio segregado. Las cajas mantendrán el uso de los distintivos propios en el ámbito de sus obras sociales.

A partir de este momento, con la aprobación del proyecto por parte del consejo de Banca Cívica, las cajas convocarán sus respectivos consejos de administración individuales, y a sus respectivas asambleas (máximo órgano de gobierno), que deberán ratificar estos acuerdos.

Banca Cívica recuerda en comunicado que se encuentra inmersa en un proceso de salida a bolsa, en el que ya ha dado ya, dice, "pasos importantes". Como consecuencia de este objetivo, y en cumplimiento de las exigencias del Banco de España, la entidad sacará al mercado un porcentaje "significativo" de su capital social.

De esta manera, completara su propósito de "cotizar en los mercados" y en ese caso cumplirá holgadamente con las exigencias marcadas por el máximo regulador, ya que el banco dispone de un ratio de core capital superior al 8,1%". En esta línea, Banca Cívica ya ha nombrado a Credit Suisse como coordinador global de la colocación.

La creación del grupo Banca Cívica fue la primera iniciativa de integración interregional dentro del proceso de consolidación sectorial que vive el sistema financiero español y es la operación "más avanzada del sector, con un modelo de banca social único en nuestro país".

El grupo tiene como cabecera un banco, Banca Cívica, participado por Cajasol (29,1%), Caja Navarra (29,1%), Caja Canarias (21,3%) y Caja de Burgos (20,5%), cuya sede operativa se ha establecido en Madrid y su sede social, en Sevilla.

Los 9.500 empleados que componen la entidad se reparten en 33 provincias españolas. En todas ellas el grupo Banca Cívica tiene presencia con sus 1.600 oficinas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios