El Banco de España pide una "urgente" reforma laboral para combatir el paro

  • Miguel Ángel Fernández Ordóñez asegura que no puede descartarse una intervención pública en algún banco o caja · Solbes critica los salarios "desorbitados" y los dividendos "excesivos" en la banca

Comentarios 9

Miguel Ángel Fernández Ordóñez (MAFO), gobernador del Banco de España, hizo ayer gala de independencia frente al Gobierno y recordó, al mismo tiempo, por qué se le considera parte del ala liberal del PSOE. En una conferencia pronunciada en Zaragoza descargó una feroz crítica contra el actual marco de relaciones laborales, del que dijo que precisa una reforma "urgente" si se quiere solucionar el "rotundo fracaso" que registra España en la lucha contra el desempleo. El país tiene casi 3,3 millones de desempleados, según las últimas cifras del INEM.

El Gobernador aseguró, en su primera intervención pública en lo que va de año, que los mecanismos de ajuste laboral de la economía española "no funcionan de forma adecuada" al favorecer el desempleo y provocar efectos perjudiciales sobre la productividad. En su opinión, gran parte de la opinión pública cree, de forma equivocada, que el actual sistema protege a los trabajadores.

No obstante, insistió en que su exposición no tenía nada que ver con "el debate sobre si se debe o no abaratar el despido". Precisamente José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del Gobierno, rechazó tajantemente el domingo reducir los costes del despido. Pese a la aclaración de Fernández Ordóñez, sus palabras son una clara contrarréplica a la postura del jefe del Ejecutivo.

En concreto, Fernández Ordóñez arremetió con especial dureza contra esos costes que tiene que asumir una empresa cuando prescinde de trabajadores. Estos gastos corren "a cargo exclusivamente del sector privado" y, con ello, desincentivan la contratación y la creación de empresas. La actual indemnización por desempleo dificulta además la movilidad de los trabajadores y el crecimiento de las empresas más productivas, aseguró Fernández Ordóñez. Y añadió que la actual protección laboral a los trabajadores es comparable con la autarquía "que caracterizó a la economía española en los años 50".

Además, sugirió que hay que "prestar atención a lo que se hace fuera" y contrastó las tasas de paro españolas con las de otros países de nuestro entorno, como Francia y Alemania, y recordó que esos países se han acometido ya reformas en este campo.

Con respecto a la situación del sistema financiero, Fernández Ordóñez "no se puede descartar" una intervención estatal en los bancos y cajas de ahorros españoles, si bien matizó que por el momento "no es necesario".

Sobre la polémica en torno a la restricción del crédito a pymes y familias, MAFO recalcó que el sistema financiero español es "muy sólido", pero se enfrenta a "problemas importantes" como el aumento de la morosidad y su elevada exposición al sector inmobiliario. En este escenario, ahondó, es evidente que no asistiremos a un crecimiento del crédito como en años anteriores.

En la última parte de su discurso añadió que "depositantes y usuarios deben estar muy contentos de que las entidades tengan buenos resultados". En este sentido, Pedro Solbes, ministro de Economía, opinó ayer que, en la actual coyuntura, son "éticamente" criticables "repartos de dividendos excesivos o salarios absolutamente exorbitantes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios