El Banco de Valencia cerró el año pasado con pérdidas de 886 millones

  • BMN es la principal interesada en pujar por la entidad intervenida

El Banco de Valencia no se adjudicará hasta finales de abril o principios de mayo, pero el proceso de subasta comienza mañana cuando se iniciará el reparto del cuaderno de venta entre los interesados, entre ellos el grupo BMN, liderado por Caja Murcia y Cajagranada. La entidad valenciana, que ayer anunció que perdió 886,8 millones de euros en 2011, podría atraer a varios compradores, entre ellos los que hayan pujado sin éxito por Unnim, con la excepción de Bankia, cuya matriz, el Banco Financiero y de Ahorros, era el principal accionista del malogrado banco.

En cualquier caso, aunque varias entidades se interesaran, todas las fuentes consultadas coinciden en que el grupo BMN, parte como favorito porque es el que mejor partido podría sacar a Banco de Valencia.

Dos razones explican su interés: el banco valenciano cotiza en Bolsa y ello facilitaría el salto al parqué de BMN, que se ahorraría los cuantiosos costes de lanzar una OPV, y el segundo motivo es que su red es totalmente complementaria.

Además, como los activos del Banco de Valencia rondan los 30.000 millones, BMN llegaría a los 100.000 millones, un tamaño con el que acceder más fácilmente a los mercados mayoristas y que es muy similar al que lograría Ibercaja si finalmente se hace con Unnim.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios