Botín quiere un plan de garantías contra futuras pérdidas para comprar la CAM

  • Los expertos cifran en 6.000 millones el coste del saneamiento de la entidad

El presidente del Santander, Emilio Botín, quiere un plan de garantías contra futuras pérdidas para hacerse cargo de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), que busca comprador a instancias del Banco de España para evitar su nacionalización, según informaron a Europa Press fuentes financieras. Este sistema que podría articularse como un Esquema de Protección de Activos (EPA) o un banco malo que englobase los activos inmobiliarios.

Expertos consultados por Europa Press cifran las necesidades de saneamiento de la CAM entre 6.000 y 7.000 millones de euros, lo que ha hecho que Santander se sume a la corriente de que es necesaria una fórmula de garantías que evite problemas de digestión de la entidad alicantina. La entidad entregó ayer al Banco de España su plan para recapitalizarse, en el que pide 2.800 millones de euros al FROB.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios