Bruselas mejora su previsión de crecimiento para España pero anticipa una recaída

  • Prevé que el PIB bajará un 0,3% en lugar de un 0,4% en 2010 y que la economía se contraerá un 0,1% en el tercer trimestre tras cerrar los dos primeros en positivo.

La Comisión Europea mejoró este lunes su estimación económica para España en 2010, donde prevé una disminución del PIB del 0,3%, frente a la caída del 0,4% de la anterior previsión.

Si bien el Ejecutivo comunitario vaticinó una recaída del 0,1% en el tercer trimestre, tras cerrar los dos primeros en positivo.

La estimación de la Comisión para el conjunto del ejercicio coincide con la del Gobierno español, que en mayo pasado redujo sus previsiones para 2010 hasta esa contracción del PIB del 0,3% con objeto de incluir el efecto de las medidas aprobadas para reducir el déficit publico.

Las previsiones de Bruselas contrastan con las declaraciones efectuadas el martes pasado por la ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, cuando aseguró que la economía española no "cerrará trimestres en negativo" en lo que queda de año.

Concretamente, Bruselas espera que el PIB español se reduzca un 0,1% en el tercer trimestre (frente a la caída del 0,2% que había previsto en primavera), para volver a recuperarse en el último cuarto del año, con una expansión del 0,1% (en primavera auguró un 0,2%).

Respecto al resto de la Unión Europea (UE), el Ejecutivo comunitario incrementó sus previsiones de crecimiento económico para la zona euro y el conjunto de la UE, hasta el 1,7% y el 1,8% respectivamente en 2010 (frente al 0,9% y el 1% calculados la pasada primavera).

Bruselas argumentó esta "notable revisión al alza" en "el crecimiento particularmente fuerte vivido en el segundo trimestre del año", especialmente pronunciado en Alemania, "alimentado por una demanda interior que no estaba prevista".

Todo esto permite al comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, asegurar que "la economía europea está claramente en la vía de la recuperación, de una manera más consolidada que lo previsto en primavera" y que "la recuperación de la demanda interior es un buen augurio para el mercado del empleo".

El Ejecutivo comunitario también avisa de que se mantienen algunas "incertidumbres" en el horizonte, aunque descartó una recaída en la recesión.

Sin embargó, alertó de una serie de riesgos que continúan amenazando la recuperación, como una demanda exterior menor de la esperada, nuevas tensiones sobre los mercados financieros y el efecto sobre el crecimiento de los programas de saneamiento fiscal emprendidos por los países.

En este sentido, Rehn aseguró que la salvaguarda de la estabilidad financiera y los programas de saneamiento de las finanzas públicas deben seguir siendo las prioridades de los Veintisiete, complementadas con la puesta en marcha de reformas estructurales para "mejorar el potencial de crecimiento" y aumentar el empleo.

El Ejecutivo comunitario también alertó de la "desigualdad" reflejada en las previsiones de los distintos países, que reflejan "las diferencias entre las estructuras de producción, así como la amplitud de los desafíos de adaptación y de reequilibrio continuo en el seno de la UE y la zona euro".

Así, mientras que España será la única de las grandes economías que continuará en recesión en 2010, el PIB de Alemania y el de Polonia se incrementarán un 3,4% cada una (frente al 1,2% y el 2,7% anteriormente previstos, respectivamente).

La Comisión Europea también ha mejorado sus perspectivas de crecimiento para el resto de países y prevé que la economía de Holanda se expandirá un 1,9%; la de Francia, un 1,6%; la de Italia un 1,1% y la de Reino Unido un 1,7%.

Por lo que respecta a la inflación, el otro indicador incluido en este informe, las previsiones permanecen prácticamente invariables para 2010, en el 1,8% para la UE y el 1,4% para la zona euro.

En el caso de España, las estimaciones de inflación se mantienen en el 1,6%.

Las proyecciones publicadas por el Ejecutivo comunitario son provisionales y, a diferencia de las difundidas cada primavera y otoño, sólo incluyen datos de las grandes economías europeas: Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, España, Holanda y Polonia, que representan el 80% del PIB de la UE.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios