CCOO y UGT plantan al Gobierno por buscar una reunión la víspera de la huelga

  • Elena Salgado quería discutir con los sindicatos el proyecto de Presupuestos. Zapatero se ha comprometido a reconducir las relaciones con los sindicatos.

Comentarios 1

Los líderes de CCOO y UGT decidieron rechazar la invitación de la ministra de Economía para hablar este martes de los presupuestos del Estado para 2011, por considerarla inoportuna y oportunista, y criticaron la intención del Gobierno de querer marcar su agenda en la víspera de la huelga general.

La vicepresidenta segunda, Elena Salgado, cursó esta invitación a Ignacio Fernández Toxo y a Cándido Méndez para mantener el encuentro sobre el contenido de las cuentas, que ya aprobó el Consejo de Ministros el viernes, cuando en años anteriores la reunión se celebraba tradicionalmente antes de dicha aprobación. Ese detalle, pero sobre todo el hecho de que la reunión se planteara un día antes de la huelga general, provocó el claro enfado de los sindicatos, que en un comunicado conjunto calificaron la invitación de Salgado de "tomadura de pelo". Advirtieron en ese sentido que no atenderían a esa "maniobra de manipulación" del Ministerio de Economía.

Más tarde, en un acto público, Toxo y Méndez rechazaron la idea de que esta invitación a hablar fuese una concesión del Gobierno hacia los sindicatos, en un momento en el que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha expresado su intención de volver a dialogar con estas organizaciones tras la celebración de la huelga. Para Ignacio Fernández Toxo, no se trata de un plantón al Gobierno porque fue éste, con su política económica y con la reforma laboral, el primero en plantar a los sindicatos. Méndez, por su parte, recordó que el Gobierno tenía que haberles informado sobre los presupuestos antes de aprobarlos y añadió que lo de "hoy para mañana" es una táctica oportunista que, si se "conecta" con el llamamiento al diálogo hecho por Zapatero este fin de semana, "queda chusco y burdo".

Un llamamiento en el que Zapatero ha incidido también, al comprometerse ante la dirección socialista a reconducir las relaciones con las organizaciones sindicales y buscar el diálogo en materias como la de la reforma de las pensiones. A pesar del encendido comunicado y de las declaraciones posteriores de los líderes de UGT y CCOO, Elena Salgado trató en Bruselas de quitarle hierro al asunto. La titular de Economía y Hacienda aseguró que se reunirá con los sindicatos "cuando ellos deseen". Salgado defendió la fecha de este martes para poder celebrar la reunión sobre los presupuestos antes de que éstos fuesen a las Cortes -la ministra los entrega el próximo jueves-. "Pero, por supuesto, eso no quiere decir que no podamos reunirnos cualquier otro día, siempre que ellos quieran", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios