Chaves exige "responsabilidad" a las cajas para que se normalice el crédito

  • El jefe del Ejecutivo, los presidentes de las cinco entidades de ahorro y 23 líderes empresariales andaluces apuntan a la liquidez como clave de la crisis · La CEA demanda "agilidad" a los políticos

Políticos, empresarios y presidentes de cajas andaluces escenificaron ayer su unidad ante la crisis con una reunión en el Monasterio de la Cartuja de Sevilla en la que, sin embargo, no se acordó ninguna nueva medida concreta a escala regional para luchar contra la contracción económica mundial más grave desde 1930. Tanto Manuel Chaves, jefe del Ejecutivo andaluz, como Santiago Herrero, presidente de la patronal regional CEA, erigidos en portavoces del encuentro, señalaron a la sequía crediticia que afecta al tejido empresarial y a las familias como el problema clave. La reunión aglutinó a la inmensa mayoría de los principales grupos empresariales de capital andaluz.

Manuel Chaves aseguró: "Ayudar a la banca es la medida más importante para apoyar a las familias y las empresas. El Gobierno debe garantizar los depósitos de los ahorradores y debe inyectar liquidez en entidades financieras para que se normalice el crédito". Y añadió: "A raíz de que el Gobierno avale las deudas de las entidades financieras, éstas tendrán que asumir su responsabilidad para que se normalicen los créditos".

El Gobierno central concederá a la banca hasta final de este año avales por valor de 100.000 millones de euros que respalden la deuda de las entidades financieras. Hasta 50.000 millones más se emplearán en la compra de activos "sanos" de los bancos y cajas.

A ello se añaden 1.500 millones anunciados por Chaves para avalar la deuda de las cajas de ahorros andaluzas, con el objetivo de que éstas abran el grifo del crédito a pymes y a particulares para la compra de VPO. Esta cantidad se recogerá en los Presupuestos andaluces para 2009.

El presidente avanzó, en este sentido, que en los primeros días de noviembre se firmarán los convenios con las cajas para financiar los créditos para la compra de vivienda protegida. El propio Chaves ya afirmó hace dos semanas que espera que las cinco cajas destinen hasta 5.000 millones al mercado de VPO.

Santiago Herrero, por su parte, comparó al crédito con la gasolina en el sentido de que es clave "para el funcionamiento de la economía de mercado". "Si no se restablece, todos acabaremos parados".

Sobre las medidas de los gobiernos central y autonómico, el dirigente patronal fue tajante: "Entre la expresión de la voluntad política y su puesta en marcha hay un decalaje que hay que solucionar siendo rápido, bien flexibilizando la interpretación de las normas, bien agilizando el cambio de esas normas".

El presidente de la CEA también advirtió que "en un momento que exige dedicarse a lo urgente, introducir dinámicas de cambio, como la revisión de la política de agua, nos puede hacer perder un tiempo precioso". Sobre el anunciado plan de salvamento de empresas andaluzas, expresó su confianza en que no se frustren "las expectativas de rescate de firmas viables por una dotación presupuestaria insuficiente".

En cuanto a las cajas, tanto Braulio Medel como Antonio Pulido, presidentes de Unicaja y Cajasol, respectivamente, coincidieron en que la liquidez es la clave y llamaron a una "alianza estratégica" entre políticos, cajas y empresas para afrontar la crisis. Sobre medidas concretas para que vuelva a arrancar el motor del crédito apuntaronhacia futuras reuniones entre estos tres estamentos para pactarlas. No obstante, Pulido aseguró que las cajas están mejorando su liquidez para poder conceder préstamos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios