España espera que Bruselas acepte hoy flexibilizar el objetivo de reducción del déficit

  • La Comisión rebajará su previsión de crecimiento, que será la base de los Presupuestos del Estado

La Comisión Europea rebajará hoy las previsiones de crecimiento para España y para el conjunto de la UE en 2012 debido al impacto del agravamiento de la crisis de deuda durante los últimos meses del año pasado. El Gobierno español espera que con las nuevas cifras, que utilizará como base para elaborar los presupuestos de 2012, la UE acepte flexibilizar el objetivo de reducción del déficit.

Las cifras que publicará la Comisión se refieren únicamente al crecimiento y la inflación en 2012 y 2013 y no incluyen todavía estimaciones sobre déficit y deuda, que sólo estarán disponibles en primavera. El Gobierno espera que sirvan para lanzar el debate sobre la posibilidad de que la UE dé más tiempo a España para cumplir sus objetivos de reducción del déficit. El de este año -4,4% del PIB- se fijó cuando se pronosticaba que la economía española crecería un 2,3% y se esperaba que el punto de partida sería el 6% en 2011, en lugar del 8% finalmente registrado.

La Comisión Europea eludió pronunciarse sobre si lanzará este proceso de flexibilización. Su vicepresidente y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, se mostró hasta ahora inflexible reclamando al Gobierno que cumpla el objetivo para generar confianza.

Pese a las presiones de la UE para que presentara los presupuestos para 2012 lo antes posible, el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy insistió en esperar a conocer antes las cifras de la Comisión. Alega que así se garantiza que las cuentas públicas se basen en fundamentos realistas. La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, avanzó que a continuación el Ejecutivo español presentará su propio cuadro macroeconómico y el techo de gasto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios