El Euríbor no da tregua a la hipoteca y marca un nuevo máximo histórico

  • La cotización diaria del índice se coloca en un 5,429%, sobrepasando en 11 centésimas el récord del pasado viernes · Los analistas sostienen que se mantendrá en niveles elevados durante todo 2008

Comentarios 5

La desconfianza imperante en el mercado interbancario se ha convertido en el principal azote del Euríbor, cuya cotización diaria volvió a indigestársele ayer a las familias hipotecadas. Y no es para menos, ya que el indicador marcó su segundo máximo histórico consecutivo, al colocarse en un 5,429%. Esta cota superó en 11 centésimas el récord alcanzado el pasado viernes, justo después de que el Banco Central Europeo (BCE) abriera la puerta a una subida de los tipos de interés el próximo julio. Atendiendo a la cotización de ayer, el Euríbor arroja una media del 5,212% en lo que ha transcurrido de junio, lo que representa un alza de 0,707 puntos en relación con el registro a cierre del mismo mes de 2007, cuando se situó en el 4,505%.

A juicio del principal responsable de la política monetaria en la Zona Euro, los riesgos para la estabilidad de los precios se han acentuado, por lo que el BCE está en "alerta máxima". Con ello deja entrever su intención de elevar el precio del dinero como medida para atajar la inflación, que lleva siete meses por encima del 3% en la Eurozona -cuando el objetivo oficial es del 2%- y prevenir efectos de segunda ronda.

El Euríbor, por tanto, continuará agravando las dificultades de las familias para pagar la hipoteca hasta que el insituto emisor relaje su política monetaria, ya que es un indicador totalmente vinculado tanto a los tipos de interés como a las expectativas de política monetaria. Con la subida de ayer, el indicador ha superado ampliamente la cota marcada en agosto del pasado ejercicio, cuando se desataron las turbulencias financieras a raíz de la crisis de las hipotecas basura en Estados Unidos, que generaron la desconfianza de la banca mundial (las entidades siguen siendo muy reticentes a prestarse dinero entre sí por si alguna está contagiada por las subprime) y las restricciones de liquidez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios