El FMI determina que Strauss-Kahn no cometió abuso de poder

  • El director gerente cometió un "grave error de juicio" al mantener una relación con una subordinada

El Consejo Ejecutivo del FMI ha determinado que el director gerente del organismo, el francés Dominique Strauss-Kahn, no incurrió en abuso de poder ni favoritismo al mantener una relación íntima con una subordinada, informó en un comunicado el organismo multilateral de créditos.

"El Consejo ha concluido que no hubo acoso, favoritismo ni cualquier otra forma de abuso de poder por parte del director gerente", afirmó el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su página web.

Sin embargo, el máximo órgano ejecutivo del FMI advirtió de que el incidente constituyó "un grave error de juicio por parte de Strauss-Kahn".

El Consejo consideró el problema "cerrado" y manifestó que "seguirán trabajando" con el director gerente y su equipo en los desafíos que enfrenta el organismo.

Por su parte, Strauss-Kahn dijo que está de acuerdo con la declaración realizada por el Consejo, el órgano que representa a los 185 países miembros y que toma las decisiones del día a día.

"Estoy satisfecho debido a que el Consejo ha confirmado que no hubo abuso de poder o autoridad por mi parte, pero acepto que este incidente representa un serio error de juicio", señaló el director gerente en un comunicado publicado en la página web del FMI.

Añadió que lamenta mucho el incidente y acepta la responsabilidad por ello.

"He pedido disculpas por ello al Consejo, al equipo del FMI y a mi familia", explicó el ex ministro de Finanzas francés.

El Consejo abrió una investigación para determinar si Strauss-Kahn dio trato de favor una mujer con la que mantuvo un romance, la húngara Piroska Nagy, una alta funcionaria del departamento de África del FMI, quien abandonó la institución en agosto pasado, al acogerse a un programa de bajas incentivadas.

La investigación llega 15 meses después de que el entonces presidente del Banco Mundial, el estadounidense Paul Wolfowitz, dimitiera tras conocerse que Shaha Riza, una empleada de la entidad con la que mantenía una relación íntima, había recibido un aumento de salario extraordinario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios