Fitch prevé para España un crecimiento nulo en 2012 y del 1,5% en 2013

  • Las previsiones de Goldman Sachs son aún peores, pues augura una caída de un 1,5% para este año y un déficit público del 5,5%.

Comentarios 11

La agencia de medición de riesgos Fitch ha rebajado en medio punto las perspectivas de crecimiento del Producto Interior Bruto español, de manera que no prevé ningún avance en 2012 y solo espera una mejora del 1,5% en 2013. En el último estudio al respecto, Fitch apuntaba a un crecimiento del 0,5% en 2012 y del 1,5% en 2013.

La delicada situación económica, lastrada por los altos niveles de desempleo, también está afectando al negocio bancario nacional, por lo que ha ratificado que toda la gran banca española tiene perspectiva negativa y está en revisión a la baja. El informe apunta a que "el endurecimiento de la crisis en la zona del euro, el deterioro del ambiente macroeconómico en España y Europa, el incremento de la volatilidad del mercado y la huida del riesgo pueden afectar negativamente al perfil crediticio de los bancos".

Además, señala que la banca estrictamente nacional tendrá que hacer frente a numerosos "retos", mientras que las entidades con un negocio más diversificado geográficamente -Banco Santander y BBVA- tienen mayor capacidad para compensar sus resultados en España. Sin embargo, advierte de que a pesar de que la diversificación les da mayor estabilidad, BBVA tiene más de la mitad de su negocio en España y Banco Santander alrededor del 30%.

El informe apunta también que los costes de acceso a la financiación de los bancos se han visto afectados por el deterioro de la deuda soberana española, la falta de demanda de préstamos y el incremento en las exigencias de reservas impuesta por la Autoridad Bancaria Europea (ABE). Añade que la mayor parte de los bancos necesita reforzar su capital, un proceso que ya ha comenzado y que para que tenga éxito necesita combinar la generación de capital interno, el canje de convertibles y la venta de algunos activos, así como la optimización de aquellos de mayor riesgo. El informe asegura que la exposición inmobiliaria continúa siendo un gran riesgo para los bancos españoles, en especial para los más pequeños, lo que, unido al "potencial de recesión", hace prever un deterioro en los préstamos que concede el Sistema Monetario Europeo (SME).

Goldman Sachs avisa de que la economía española caerá un 1,5% en 2012

El banco estadounidense Goldman Sachs prevé que la economía española caiga este año un 1,5%, con lo que el déficit público llegará al 5,5% del PIB, por encima del objetivo del 4,4% comprometido por el Gobierno. En un informe sobre España, el servicio de estudios del banco elogia las medidas de austeridad aprobadas por el consejo de ministros porque son buenas para equilibrar las cuentas públicas y para demostrar el grado de compromiso del nuevo Ejecutivo.

No obstante, reconoce que los recortes y las subidas de impuestos tendrán un efecto negativo sobre la economía, y por eso prevé una contracción del 1,5% para este año frente a la mayoría de expertos que vaticinan un ligero avance o un estancamiento. Para contrarrestar ese efecto, la entidad pide avanzar en reformas estructurales que impulsen la recuperación y que deberían ir acompañadas de políticas europeas que faciliten la financiación a los países con mayores dificultades.

Además, Goldman Sachs muestra su preocupación porque el déficit fiscal de 2011 pueda rondar el 8% del PIB como han dicho distintos miembros del nuevo Gobierno, ya que hasta ahora su previsión era del 6,7% del PIB. Ante esto, los expertos del banco creen "clave" para España la forma en la que combine a medio plazo el ajuste fiscal con las reformas estructurales para que la economía vuelva a crecer, y añade que es necesario que se aclare si van tener impacto en las arcas públicas las necesarias medidas en el sector financiero.

En el lado más optimista, reconoce que España seguirá "beneficiándose" de que los mercados valoran que la proporción de su deuda pública frente al PIB esté en el entorno del 60%, es decir, 20 puntos porcentuales inferior a la media de la Unión Europea. Sobre las medidas adoptadas cree que algunas como la congelación salarial en el sector público pueden ayudar a ganar competitividad, a lo que también contribuiría el mantenimiento del salario mínimo interprofesional que marca el suelo retributivo en el sector privado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios