El Gobierno belga inyecta 3.500 millones de euros en el banco KBC

  • La entidad sufrió una fuerte caída en bolsa por los rumores sobre su falta de liquidez.

El Gobierno belga ha decidido inyectar 3.500 millones de euros en el banco KBC, que sufrió una fuerte caída en la última jornada bursátil a raíz de los rumores sobre su falta de solvencia y liquidez, según un comunicado difundido por la entidad.

Se espera una confirmación rápida por parte del Gobierno antes de la apertura de la Bolsa para evitar que la cotización de los títulos de KBC quede suspendida incluso unas horas.

El Consejo de ministros extraordinario, presidido por el titular de Finanzas, Didier Reynders, en ausencia del primer ministro, Yves Leterme, estudia desde las ocho de esta mañana la operación.

El grupo bancario y asegurador belga era el único de cierto peso en el mercado nacional que aún no había recibido asistencia pública.

El Estado ya había tenido que acudir al rescate de Fortis -al que primero inyectó capital y que acabó dividido, en manos del Estado holandés y del banco francés BNP Paribas- y de Dexia, una entidad especializada en la financiación de pequeñas empresas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios