El Gobierno preparará una nueva reforma laboral

  • Este domingo acababa el plazo para que los agentes sociales pactasen asuntos troncales como la contratación, los despidos o los salarios.

Comentarios 26

El Gobierno comenzará a elaborar a partir de este lunes una nueva reforma laboral tras concluir este domingo el plazo para que los agentes sociales pacten asuntos troncales como la contratación, los despidos o los salarios, y sin que las partes se hayan reunido este fin de semana. El Ministerio de Empleo y Seguridad Social trabajará a partir del lunes en el anteproyecto de Ley de una nueva reforma del mercado de trabajo con el fin de aumentar la flexibilidad interna de las empresas y de la contratación y poder frenar el paro.

Fuentes sindicales han confirmado que no ha habido contactos entre los agentes sociales este fin de semana y que tampoco "estaban previstos", por lo que no han tratado ningún aspecto de la reforma laboral. UGT, CCOO, CEOE y CEPYME se remiten al documento de 67 páginas firmado por las dos partes el pasado martes y enviado al Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Este acuerdo contemplaba pactos en materias de resolución extrajudicial de conflictos, de formación profesional, de mutuas y sobre la racionalización del calendario de festivos, y fue calificado de "insuficiente" el pasado viernes por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Durante todo el fin de semana tanto el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como la vicepresidenta y la ministra de Empleo, Fátima Báñez, han urgido a los agentes sociales a que agotaran el plazo marcado y aportaran soluciones sobre temas "troncales" como la flexibilidad interna de las empresas o el absentismo laboral. Sáenz de Santamaría ha reiterado que debían "apurar las horas y los minutos" porque la reforma laboral es necesaria para crear empleo. Por su parte, Báñez les advirtió de la necesidad de hacer una reforma "decidida y equilibrada".

Lo cierto es que los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez y de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, están dispuestos a seguir negociando fuera de plazo y han asegurado que es cuestión de "voluntad" y no de cumplir unos tiempos marcados por el Ejecutivo. Toxo y Méndez reconocen  en una entrevista al diario Público que las posturas en materia salarial y de contratación están muy alejadas, aunque el dirigente de CCOO tampoco ve imposible un acuerdo.

Sin embargo, en lo que sí coinciden tanto empresarios como sindicatos es en que la negociación colectiva y los asuntos relativos a la contratación y despidos son "bilaterales" y así lo hacen constar en el texto del documento enviado a Empleo. Toxo y Méndez califican de "maximalistas" las propuestas de la patronal en la última recta final de la negociación, ante la iniciativa de congelar los salarios y critican que un sector empresarial quiera "dinamitar" el proceso pensando que se beneficiarían más con una reforma laboral elaborada unilateralmente por el Ejecutivo. El dirigente de CCOO recuerda que los sindicatos no son los que han cerrado las negociaciones.

El presidente de CEPYME, Jesús Terciado, pedía al Gobierno hace unos días que tomara de inmediato las decisiones que considerara oportunas porque "volver a negociar sería perder el tiempo" y consideraba que la negociación ya no tenía recorrido. Tanto Toxo como Méndez también coinciden en que el Gobierno debería convocar una Mesa tripartita para tratar otros asuntos como el empleo juvenil o el absentismo.

El Ejecutivo se ha comprometido a que una nueva reforma laboral esté cerrada en el primer trimestre del año, después de que el anterior Gobierno socialista aprobara otra reforma del mercado de trabajo por decreto ley tras meses de negociación de los agentes sociales y que también terminaron en fracaso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios