Holanda e Inglaterra llevarán a Islandia a los tribunales para que pague las deudas de sus bancos

  • Los islandeses se negaron por referéndum a pagar los 5.000 millones de euros que debía el banco Icesave tras su quiebra en 2008.

Comentarios 20

Holanda y Reino Unido recurrirán a los tribunales para recuperar el dinerio que adelantó a los ahorradores holandeses del banco islandés Icesave, tras la quiebra de esta entidad en 2008.

El ministro de Finanzas holandés, Kees de Jager, está "muy decepcionado" con el resultado del referéndum en Islandia, votado el fin de semana, en el que una mayoría de ciudadanos rechazó una ley que hubiera permitido cobrar ese dinero con intereses del 3 %.

"El tiempo de las negociaciones se ha acabado y ahora el caso pasará a manos del juez", indicó De Jager.

Una portavoz del Ministerio de Finanzas holandés especificó que Holanda "estudia junto con Gran Bretaña un plan" para determinar cuándo se darán esos pasos judiciales, que con toda probabilidad se harán conjuntamente entre los dos países.

Confirmó que la demanda se tramitaría en la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA en sus siglas en inglés), que ya había iniciado un proceso judicial en 2010 contra Islandia, pero se paralizó a la espera de las negociaciones con Londres y La Haya.

La ley rechazada por los islandeses concedía a Reikiavik hasta 2046 para hacer los pagos a Holanda y al Reino Unido, cuyas autoridades también reclamarán su dinero en los tribunales.

Ésta es la segunda vez que los ciudadanos de Islandia rechazan en una consulta popular efectuar esos pagos.

La incertidumbre sobre la cantidad total a pagar por Islandia, con una población de apenas 320.000 habitantes, debido sobre todo a la inestabilidad de la corona islandesa, fue uno de los principales argumentos destacados por los opositores a la ley y que pudo haber impulsado el voto negativo.

Es probable que sea la EFTA la que ahora vuelva a hacerse cargo de las reclamaciones de los pagos, que en total ascienden a unos 5.000 millones de euros, según el diario Het Financieele Dagblad.

Tras la quiebra del banco islandés en 2008, el gobierno de Holanda adelantó a los ahorradores holandeses de ese banco la misma cantidad que había garantizado a los afectados que tenían fondos en los bancos neerlandeses que también fueron afectados por la crisis financiera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios