El INE eleva el descenso del PIB en 2009 al 3,7%

  • La economía española pierde una décima más debido a una revisión a la baja de los datos del comercio exterior

La economía española cayó el año pasado el 3,7%, una décima más de lo calculado hasta ahora por el Gobierno y el Banco de España, según la revisión de la contabilidad nacional que ayer publicó el Instituto Nacional de Estadística (INE). El batacazo más duro para la economía española en décadas se debe a la revisión a la baja de los datos del comercio exterior, cuya aportación positiva a la evolución del PIB fue menor de la previamente estimada.

El INE mantiene sin embargo las cifras de 2008, 2007 y 2006. De esta forma, sigue sosteniendo que el PIB creció el 4% en 2006 y moderó su avance en 2007 hasta el 3,6%, mientras que registró una fuerte desaceleración en 2008, cuando sólo aumentó el 0,9%. Estos nuevos datos anuales se utilizarán para los de la Contabilidad Nacional Trimestral de España correspondientes al segundo trimestre, que el INE tiene previsto publicar hoy.

En su nuevo cálculo detallado de 2009, el INE sólo revisa al alza un componente del PIB, el consumo -que bajó el 2,3% en lugar del 2,7%- gracias a la caída menor de lo previamente estimado en el gasto de los hogares. Así, ahora calcula que el consumo de las familias cayó el 4,2% -frente al 4,9% que antes cifraba-. Mientras, el gasto público se elevó seis décimas menos, el 3,2%. Empeoran en gran medida las cifras de la inversión, y ahora el INE calcula que cayó el 16% -antes era el 15,3%-, debido a un mayor deterioro de la destinada a bienes de equipo, con un retroceso 1,7 puntos mayor del previamente calculado, hasta el 24,8%.

También cayó más de lo antes cifrado la inversión en construcción -el 11,9%, frente al 11,2%-, aunque lo hizo en menor medida la destinada a otros productos -el 16,2% frente al 17,2%-.

En la corrección de los datos del año pasado hay otra ligera mejora en las cifras del empleo, que sigue mostrando una fuerte caída, aunque una décima inferior, del 6,6%. Esto ha hecho, sin embargo, que empeoren las cifras de productividad, que creció el 3,1%, dos décimas menos que en la estimación anterior.

El INE ha hecho también un análisis de las cuentas revisadas en el resto del mundo, y por eso concluye que la renta nacional bruta de España ascendió a 1,02 billones de euros y que la economía española presentó una necesidad de financiación frente al exterior de 53.978 millones de euros, lo que equivale al 5,1% del PIB.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios