La subida del IVA desactiva el efecto de las rebajas y el IPC se sitúa ya en el 1,9%

  • Los precios caen en julio cuatro décimas respecto a junio · Este descenso, menor del habitual en este mes, no evita que el índice interanual roce ya el 2%, que es la previsión del Gobierno para todo el año

La subida del IVA, que entró en vigor el 1 de julio, provocó un descenso mensual de los precios del 0,4%, menor de lo que suele ser habitual en un mes en el que las rebajas hacen mella. En 2009, de hecho, la caída fue del 0,9% Así, a pesar de la bajada, la tasa interanual de la inflación aumentó cuatro décimas, hasta situarse en el 1,9%, la más alta desde noviembre de 2008, cuando alcanzó el 2,4%.

Según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE), el Índice de Precios de Consumo de julio es el noveno consecutivo en tasa positiva interanual, después de ser negativa durante ocho.

Por parte del Gobierno, el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, dijo que la tasa del 1,9% interanual se explica en parte por el incremento del IVA, pero descartó que el aumento de este impuesto modifique las previsiones de inflación del Ejecutivo para 2010.

En términos intermensuales, la subida del IVA tuvo incidencia, sobre todo, en el alza del gas (7,2%), la electricidad (1,7%), los automóviles (1,6%) -a los que afectó, además del impuesto, el fin del plan 2000E-, los servicios de mantenimiento y reparaciones (0,9%), y los servicios de telefonía (0,6%). Por grupos de actividad, registraron subidas el ocio y la cultura, con el 1,6%; la vivienda, con el 1,3%; los hoteles, cafés y restaurantes, con el 0,9%, y el transporte, con el 0,7%. Por el contrario, los sectores en los que menos influyó el IVA fueron los relacionados tradicionalmente con las rebajas. Así, tras cuatro meses de subida el vestido y el calzado registraron una bajada del 11,7%, y el menaje cayó el 0,4%.

Respecto a la tasa interanual, el grupo que más influyó en el aumento fueron el transporte, con una tasa del 6,2%, casi un punto por encima de la registrada en junio, debido al incremento de los precios de los automóviles; y la vivienda, cuya tasa anual aumentó un punto y se situó en el 4,3%, sobre todo por la subida del gas.

La inflación subyacente -que excluye la variación de los precios de los alimentos frescos no elaborados y la energía- se situó en el 0,8%, cuatro décimas más que la registrada en junio. Campa destacó que el diferencial con la inflación registrada en el conjunto de la zona euro (1,7%, según el dato adelantado de Eurostat) se ha reducido a dos décimas, lo que está contribuyendo a mejorar la competitividad de la economía.

Todas las comunidades autónomas aumentaron su tasa anual en julio con respecto al mes anterior. Los mayores incrementos, de cinco décimas, se registraron Cataluña (2,2%) y País Vasco (1,9%), y los menores, tres décimas, en Cantabria y Murcia (1,8%), y Canarias (1,1%). En Andalucía, el IPC descendió un 0,6% durante el pasado mes de julio con respecto al mes anterior, de forma que la tasa interanual se quedó en el 1,9%, el mismo porcentaje que a nivel nacional y cuatro décimas por encima del dato del mes junio.

Por sectores, en Andalucía durante el mes de julio los precios subieron en relación con el mes anterior y en mayor medida en vivienda (1,4%), transporte (1,2%) y ocio y cultura (1,1%). También subieron en hoteles, cafés y restaurantes (0,6%), bebidas alcohólicas y tabaco (0,5%), comunicaciones (0,5%) y alimentos y bebidas no alcohólicas (0,2%). Los precios se mantuvieron en medicina, enseñanza y otros conceptos y descendieron especialmente en vestido y calzado (-12,8%), además de en Menaje (-0,4%).

Por provincias los precios bajaron en julio con respecto al mes anterior en todas las provincias, especialmente en Jaén (-1,1%) y Granada (-1%). El IPC también descendió en Almería (-0,8%), Córdoba (-0,6%), Huelva (-0,6%), Málaga (-0,6%), Sevilla (-0,4%) y Cádiz (-0,3%).

En el capítulo de reacciones, el portavoz de Economía del PP, Cristóbal Montoro, indicó que el IPC refleja ya la subida de IVA, "que ha sido un error en un momento en el que no hay una recuperación clara del consumo"; y añadió que el hecho de que la inflación se pueda situar en el 2% a final de año supone un dato "demasiado elevado" para la evolución de la renta. Por parte sindical, CCOO consideró que el aumento del IVA no debe ser trasladado a los precios, con el fin de que la economía española amplíe su cuota de mercado y cree empleo. UGT, por su lado, pidió que la moderación salarial no signifique una pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores ante la subida de los precios.

Por último, el Instituto Flores de Lemus, dependiente de la Universidad Carlos III de Madrid, achacó la caída mensual "exclusivamente" a las rebajas de verano. Para este organismo, el efecto que está teniendo el IVA, aunque existe, está siendo bastante menor del esperado inicialmente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios