Méndez culpa a los bancos de la destrucción de empleo por la restricción del crédito

  • El secretario general de UGT acusa a Industria de no implicarse en el diálogo social.

Comentarios 25

Nuevas voces que piden a la banca que 'abra el grifo'. Esta vez ha sido el secretario general de la Unión General de Trabajadores, Cándido Méndez, que ha responsabilizado directamente a las entidades bancarias españolas de la destrucción de empleo que se está produciendo en nuestro país por la restricción del crédito. El líder sindical recuerda que muchas empresas están cerrando por falta de financiación y advierte que los ciudadanos desconfían y no consumen. Respecto al dialogo social, el líder sindical reconoce que está habiendo problemas pero no por culpa del Ministerio de Trabajo, sino de otros ministerios, como los de Industria, Ciencia y Educación, "que no se están implicando del modo en que deberían".

Cándido Méndez afirmó que las entidades financieras españolas han recibido miles de millones de euros en avales y que ahora tienen que utilizar esa liquidez para conceder créditos a las familias y a las empresas.

En su opinión, si se cierran empresas por falta de financiación la banca española incurriría en una "responsabilidad seria". Por ello pide encarecidamente a los bancos que 'abran el grifo' del crédito con el objetivo evitar un nuevo aumento del paro. "Si no lo hacen, la situación se pondría bastante mal. Los bancos deberían ejercitar su reputación social en una situación general de beneficios y cuando han recibido 100.000 millones de euros en avales del Estado para que puedan tener solvencia y liquidez", manifestó.

En todo caso, Méndez recordó al sector de la banca que si no responden favorablemente "su responsabilidad será muy seria". "Que no quepa la menor duda de que si se sigue destruyendo empleo porque los bancos han cerrado el grifo, tendrán bastante, gran parte de la responsabilidad, en el recrudecimiento de la crisis para distintos estamentos de la sociedad", advirtió.

Respecto al dialogo social, el secretario general de UGT reconoció que actualmente está habiendo problemas, pero no por culpa del Ministerio de Trabajo, sino de otros ministerios, como los de Industria, Ciencia y Educación, "que no se están implicando" del modo en que deberían. Méndez se mostró convencido de que ésta actitud ante el diálogo social no se debe a que dichos ministerios carezcan de voluntad, sino a su desconocimiento sobre cómo ha de funcionar este proceso.

El dirigente sindical admitió que hace unos días se reunió, junto a su homólogo de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien les trasladó su deseo de que el diálogo social se acelere para ofrecer resultados, una demanda que es compartida por los sindicatos. 

Para el líder de UGT uno de los principales problemas es la "desconfianza" entre los ciudadanos porque un segmento de la población que tiene trabajo y podría consumir, desconfía ante los mensajes de instituciones como el Banco de España que apuntan al "abaratamiento del despido o a los recortes salariales" como soluciones de la crisis.

Con respecto al abaratamiento del despido propuesto por la patronal, el líder sindical considera que esta es una medida que únicamente podría llevar a aumentar el número de despidos."Cualquier patrón de barco o cualquier piloto que quiere llevar el barco con una cierta seguridad dentro de la tempestad, lo último que debe hacer es tirar a los tripulantes por la borda, porque son los que tienen que subirse al mástil", subrayó.

Méndez garantizó que los sindicatos están "luchando decididamente, con fuerza y firmeza" contra la crisis económica y mediante la vía del diálogo social y también de la movilización.  "Estamos haciendo lo que debemos, con espíritu de responsabilidad y en función de lo que necesita nuestro país y nuestro país si algo necesita ahora es seguridad y confianza, porque la inseguridad y desconfianza son las madres de todos los desastres", enfatizó Méndez.

En este contexto el líder sindical avanzó que habrá movilizaciones sindicales antes de las elecciones al Parlamento Europeo para exigir una respuesta más efectiva de la Unión Europea ante la crisis económica y ha rechazado el proteccionismo porque "cada país no puede hacer la guerra por su cuenta". En España, dichas movilizaciones se realizarán hacia mediados de mayo, según avanzó Méndez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios