Obama: "Si no actuamos, la crisis que vivimos se convertirá en algo terrible"

  • El presidente de EEUU urge a los legisladores para que saquen adelante su plan de estímulo económico

Comentarios 2

El presidente de EEUU Barack Obama lanzó este viernes una advertencia a los legisladores, al asegurar que el tiempo para hablar del plan de estimulo "se ha acabado" y que ha llegado el momento de "pasar a la acción", debido a la gravedad de la crisis económica.

Obama, en un acto celebrado en el Departamento de Energía, dijo que es lógico que las dos Cámaras del Congreso inviertan un tiempo en discutir sobre el plan, porque es así "como funciona la democracia".

El Congreso discute desde hace semanas el ambicioso proyecto de estimulo ideado por la Casa Blanca para salvar de tres a cuatro millones de empleos, y que se asienta en la inversión en infraestructuras, recortes de impuestos, medidas energéticas, y ayudas para la educación, la sanidad y los propietarios de viviendas, entre otras medidas.

La versión que ha aprobado la Cámara de Representantes asciende a 819.000 millones de dólares, y la que tiene sobre la mesa el Senado sube ya a 900.000 millones. Ambas cámaras deberán armonizar sus propuestas antes de enviar una final a la Casa Blanca para su firma.

El presidente dijo que la elevada cuantía del plan lanza un "mensaje inequívoco": es urgente su aprobación.

"El tiempo para hablar se ha acabado. Ahora ha llegado el momento de la acción porque todos sabemos que, si no actuamos, la crisis que vivimos se convertirá en algo  terriblemente peor. La situación puede convertirse en una catástrofe para las familias y para los negocios de todo el país".

"Y no voy a permitir que eso ocurra", dijo el presidente, quien rechazó algunas de las viejas recetas para revitalizar la economía que algunos legisladores han sugerido, porque "las hemos probado en el pasado, y han fracasado", afirmó.

El presidente se refería al la idea de hacer "descansar toda la recuperación en el recorte de los impuestos, en limitar la intervención del Estado o en ignorar los indicadores económicos".

Obama se mostró preocupado por la situación del mercado laboral, después de los 2,6 millones de empleos que se destruyeron el año pasado.

Este viernes se supo que las peticiones del subsidio por desempleo crecieron la semana pasada hasta 626.000. El Gobierno anunciará mañana la evolución del desempleo en enero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios