Obama anuncia un drástico plan de ahorro

  • El presidente de los EEUU se propone reducir la deuda pública en 4 billones dólares para los próximos doce años.

Comentarios 4

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció este miércoles un plan para reducir la deuda pública en 4 billones de dólares los próximos doce años mediante recortes en el gasto público y una subida de impuestos a los más acomodados.

En un discurso, Obama explicó su alternativa para el recorte de una deuda pública que llega a los 14,3 billones de dólares, en un intento de retomar la iniciativa económica después de que los republicanos presentaran la semana pasada su propia iniciativa, que pretende reducir 6 billones sobre todo en programas de salud pública. "Tenemos que vivir de acuerdo con nuestros medios, reducir nuestro déficit y retomar un camino que nos permita saldar nuestra deuda", afirmó Obama en su alocución en la Universidad George Washington de la capital estadounidense.

Las medidas que propuso prevén que el ahorro proceda en tres cuartas partes de recortes al gasto público, a lo que sumará un billón de dólares en aumento de los ingresos impositivos mediante, entre otras cosas, la eliminación de los recortes de impuestos a los más ricos. "Es una propuesta que logra cerca de dos billones de dólares en recortes presupuestarios. Recortará los intereses del pago de nuestra deuda en un billón de dólares. Pide una reforma fiscal para eliminar otro billón en gastos del Código Fiscal", explicó.

Según este plan, para la segunda mitad de la década la deuda de EEUU tendrá que reducirse en cuanto a porcentaje del Producto Interior Bruto (PIB). Para ello se establecerá un mecanismo que pondrá en marcha recortes del gasto automáticos -que excluirían la Seguridad Social, la sanidad pública y las ayudas a los más desfavorecidos- si, para 2014, la proporción proyectada de deuda-PIB no se ha estabilizado y apunta a un declive para el final de la década.

Entre los recortes que propone Obama para equilibrar el presupuesto -que tiene un déficit proyectado para este año de 1,5 billones de dólares- y reducir la deuda se incluye la congelación de los gastos no obligatorios en el presupuesto federal, lo que según sus cálculos permitirá ahorrar 770.000 millones de dólares en doce años.

También prevé ahorros en el presupuesto de Defensa por valor de 400.000 millones de dólares. Asimismo, según la propuesta presidencial, se ahorrarían 480.000 millones de dólares para 2023 gracias a reformas en el sistema de sanidad pública. Otros 360.000 millones de dólares se ahorrarían en recortes de gastos obligatorios, de acuerdo con el plan de Obama.

La otra "pata" de la propuesta se encontrará en la eliminación de los recortes de impuestos a los más ricos aprobada por su predecesor, George W. Bush, y que él prorrogó en diciembre pasado como parte de un acuerdo con los republicanos para extender recortes fiscales a las clases medias. "No podemos permitirnos recortes de impuestos para cada millonario y mil millonario por valor de un billón de dólares. Rechazo renovarlos una segunda vez", declaró Obama.

Esta propuesta le sitúa en el camino de un duro enfrentamiento con los republicanos, que ya antes de que el presidente comenzara su discurso habían advertido de que no están dispuestos a considerar ningún tipo de aumento de impuestos. "Washington no tiene un problema de ingresos, tiene un problema de gastos", dijo el "número dos" republicano en la Cámara de Representantes, Eric Cantor.

Republicanos y demócratas ya protagonizaron la semana pasada un enfrentamiento por el recorte del gasto público, que concluyó con un acuerdo para recortar 38.500 millones de dólares del presupuesto de este año lo que evitó en el último momento la paralización administrativa del Gobierno por falta de fondos. Ambos partidos se encaminan a un nuevo enfrentamiento en las próximas semanas para elevar el techo de la deuda, que se prevé alcance su máximo legal en mayo o junio.

Los republicanos han amenazado con bloquear un aumento a menos que se impongan nuevos recortes a los gastos presupuestarios. Obama afirmó que desea lograr un acuerdo con los republicanos sobre el plan de recortes para junio, aunque admitió que no espera "que los detalles definitivos sean exactamente los que he propuesto. Estamos en una democracia", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios