Patronal y sindicatos confirman que hay avances para un acuerdo salarial

  • La CEOE desiste de su petición de congelar las retribuciones de los trabajadores al menos durante dos años, con lo que podría cerrarse un acuerdo en breve.

Comentarios 4

La negociación entre patronal y sindicatos para prorrogar el acuerdo de moderación salarial hasta 2014 ha dado un giro radical al desistir la CEOE de su petición de congelar las retribuciones de los trabajadores al menos durante dos años, con lo que podría cerrarse un acuerdo en breve plazo.

Fuentes sindicales daban este lunes el pacto por inminente, pero unas horas después han pospuesto el acuerdo a algún momento de esta semana, tras explicar que quedaban algunos elementos por concretar, aún "complicados", según ha dicho el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo. También el presidente de la patronal, Juan Rosell, se ha mostrado esperanzado y ha afirmado que el acuerdo está ahora más cerca que nunca. Por su parte, el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha advertido de que quedan unos últimos detalles para plasmar el acuerdo, que a veces "son los que suelen estropear las negociaciones", por lo que ha preferido no ahondar en ellos.

En cualquier caso, fuentes de la negociación explican que el acercamiento decisivo se ha producido después de que los órganos de gobierno de la CEOE respaldarán la semana pasada a Rosell para que negociara un acuerdo con los sindicatos que pudiera contemplar una ligera subida salarial. En concreto se está hablando de subidas de hasta un 0,5% para 2012 y de un máximo de 0,6% para 2013 y 2014, según ha confirmado el vicepresidente de la CEOE y presidente de la patronal madrileña (CEIM), Arturo Fernández, que ha destacado que esa pequeña horquilla permitirá a los empresarios con dificultades mantener a cero las subidas de retribuciones de sus asalariados.

En agosto del año pasado CCOO, UGT y la CEOE acordaron abrir las negociaciones para prorrogar el Acuerdo de Negociación Colectiva (ANC) 2010-2012 hasta 2014. Dicho acuerdo contemplaba una horquilla de moderación salarial para ese periodo de entre el 1% y el 2,5%, pero ambas partes acordaron revisar la subida para 2012 ante el empeoramiento de las perspectivas económicas para este año. En opinión de Rosell, las subidas pactadas para 2012 eran "absolutamente descabelladas" y estaban "fuera de contexto", por lo que ha abogado por hacer un ejercicio de realismo.

Junto al tema salarial, las partes también negocian otros asuntos como la estructura de la negociación colectiva, para definir qué convenios tienen prevalencia sobre otros y desarrollar el mecanismo de "descuelgue", que permitiría a las empresas en circunstancias económicas adversas incumplir los convenios a los que están sujetas. Asimismo, se sigue hablando de otras materias como la contratación o el despido -que son objeto de la reforma laboral que quiere hacer el Gobierno-, aunque en estos asuntos no se ha avanzado.

CCOO pide al Gobierno que les convoque para debatir la reforma laboral

Toxo ha reclamado al Gobierno que convoque a los interlocutores sociales para la reforma laboral que tiene previsto aprobar tras la falta de acuerdo entre los sindicatos y la patronal, y ha censurado que el Ejecutivo "hable en los medios de comunicación, cuando el escenario debería ser el diálogo social". Ha reiterado su rechazo a que el Gobierno apruebe por decreto una reforma del mercado de trabajo y ha advertido de que CCOO tomaría las decisiones que considere oportunas en su momento. Lo que más le preocupa es que el Gobierno haga la reforma laboral sin consenso y ha expresado sus dudas acerca de si tendrán cabida en la mismas las posiciones "extremas de algunos sectores de CEOE".

El dirigente de CCOO ha insistido en que hace falta una reforma real del sistema financiero y entre tanto ha defendido que el ICO tenga un papel protagonista facilitando el acceso al crédito de las empresas, comunidades autónomas, ayuntamientos y familias, sin la intermediación de los bancos, ha precisado. También ha abogado por establecer una tasa a los bancos para que financien una parte del coste de la salida de la crisis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios