Sacyr y Pemex formalizan la ruptura de su alianza en Repsol

  • Declaran que no tienen nada que reclamarse y renuncian a ejercer acciones contra la otra

La constructora Sacyr Vallehermoso y la petrolera Pemex suscribieron ayer un convenio para terminar de forma "anticipada y de manera consensuada" con el acuerdo de accionistas que firmaron ambas compañías el 29 de agosto de 2011 para aumentar y sindicar sus participaciones en Repsol hasta el 29,8%.

Según informaron a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), tras la resolución del pacto parasocial, tanto Sacyr como Pemex declaran que no tienen nada que reclamarse y renuncian a ejercer cualquier acción que les pudiera corresponder.

El pacto se dio por terminado cuando Repsol compró el pasado 20 de diciembre la mitad de la participación que Sacyr tenía en la petrolera, el 10,01%, ya que una de las cláusulas fijaba que si uno de los socios reducía su participación en más de un 50% el contrato quedaba roto.

Ese 20 diciembre, un día antes de que venciese el crédito sindicado por 4.900 millones que la constructora tenía asociado a la compra del 20% de Repsol, la compañía que preside Antonio Brufau llegó a un acuerdo con Sacyr para comprar el 10,01% que controlaba por 2.572 millones. Con la operación, Sacyr cerró la refinanciación de su crédito y dejó de ser el principal accionista de Repsol, un puesto que ahora ostenta Caixabank, con el 12,86%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios