Sebastián anuncia que el recibo de la luz no subirá "al menos" hasta el verano

  • El ministro no descarta sanciones a las eléctricas si se constatan los abusos en el cobro de facturas.

Comentarios 13

Los consumidores podrán estar tranquilos hasta el verano en lo que se refiere a la subida del recibo de la luz. El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, anunció que las tarifas eléctricas "no subirán" al menos antes de los meses de verano. De esta manera, Sebastián descartó un incremento en la previsión previsto para el mes de abril. Además, el titular de Industria no descarta sanciones a las compañías eléctricas si se demuestra que "han cometido abusos y han cobrado a los ciudadanos de más".

Además de dejar la puerta abierta para un posible aumento del recibo de la luz a partir del mes de julio, Sebastián reconoció que, por el momento, no se ha alcanzado un acuerdo "definitivo" con las compañías eléctricas sobre el déficit tarifario (deficiencia entre los ingresos de generación y los costes asociados al proceso). Sin embargo, señaló que sí se han barajado los principios generales de salida de este desajuste, que pasan por ajustar la electricdad a su "coste real". En este sentido, el titular de Industria cuestionó el sistema "tremendamente injusto" por el que se creó el déficit, mediante el cual se paga "la luz que se consume hoy a lo largo de 15 años".

"Es un tema que había generado una bola de nieve. Es un sistema heredado del Partido Popular y que estamos plenamente decididos a terminar con él; un sistema que no existe en ningún otro país del mundo", puntualizó. Ante este hecho, el ministro manifestó que el marco en el que el Gobierno suscribirá un acuerdo con las compañías eléctricas estará determinado por estos objetivos. "Se hará un acuerdo en el que el precio que se tenga que pagar sea el más bajo para los ciudadanos". 

El pasado enero, el Ministerio de Industria aplicó una subida media del 3,4% para los clientes de baja tensión. De este grupo, los cerca de 25 millones de usuarios domésticos experimentaron un recargo del 3,5% frente al 2,8% de las pymes con potencias superiores a 15 kilovatios (KW). Estas subidas llegaron después de que durante 2008, la subida media en el recibo de la luz fuera del 9,08%.

Por otro lado, el ministro reiteró que se ha abierto un expediente a las compañías eléctricas por las quejas generadas tras el cambio en la periodicidad del sistema de facturación, que ha pasado de ser bimensual a mensual. Con este expediente, se pretende investigar si existen "abusos" en el cobro de las facturas, en cuyo caso se exigirá la devolución del importe cobrado y no se descartan sanciones a dichas empresas. Según Sebastián, el cobro bimensual estaba pensado para "ayudar" a los ciudadanos y no para "cometer abusos".

"Si se han cometido abusos y se ha cobrado a los ciudadanos de más de lo que se debería haber cobrado, la Comisión Nacional de Energía (CNE) y el Gobierno tomarán medidas y exigirán que se devuelva el dinero", señaló el ministro. "Se tomarán medidas que podrían llegar a sanciones", subrayó en su visita al Instituto Nacional de Tecnologías de Comunicación (Inteco), ubicado en León, donde presentó el Plan Avanza II.

Del mismo modo, señaló que el Ejecutivo central abrirá próximamente una Oficina de Defensa al Consumidor de Electricidad y de Gas para vigilar la "transparencia", recoger las reclamaciones de los consumidores y para dar a conocer a los usuarios los derechos. "Que sepan que tienen al Ministerio de su parte", concluyó.

Por su parte, Facua-Consumidores en Acción no está conforme con la nueva periodicidad. Así, pidió al ministro de Industria que "reflexione" sobre la norma que hace que la factura de la luz bimestral pase a ser mensual. Según la organización, esta formulación hace que puedan seguir produciéndose problemas de cargos improcedentes en el recibo, como los detectados en los últimos días. En este sentido, piden a Industria "celeridad" en la investigación encargada a la CNE para esclarecer las posibles irregularidades.

Facua consideró que la nueva Oficina del Consumidor de Electricidad y de Gas, anunciada por Sebastián, arroja "muchas dudas", ya que en la actualidad la atención a las reclamaciones de los usuarios es una competencia de las comunidades autónomas. Así, solicitó al ministerio que aclare si su objetivo es asumir las competencias de las autonomías o si quiere poner en marcha un organismo paralelo, lo que crearía "dualidad". 

Para Facua, lo realmente "prioritario" es la creación de un órgano sobre electricidad y gas en el que participen las diferentes organizaciones de consumidores, según reivindicaron en la reunión que los consumidores celebraron la semana pasada con el director general de Política Energética y Minas, Jorge Sanz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios