Sevilla se convierte en proveedor de la planta de Renault de Tánger

  • La factoría andaluza enviará 9.000 cajas de cambio a la fábrica que ayer inauguró Mohammed VI

Comentarios 5

El rey de Marruecos, Mohammed VI, inauguró ayer la nueva planta de la alianza Renault-Nissan en Tánger, que recibirá motores y piezas procedentes de las factorías de la firma del rombo en Valladolid y cajas de cambio fabricadas en Sevilla, informó la empresa en un comunicado.

Fuentes de la factoría sevillana indicaron que la planta de San Jerónimo en Sevilla fabricará cajas de velocidades JH Base para la fábrica de Tánger, por lo que tanto la fábrica de Sevilla como las de Valladolid son las factorías de mecánica de referencia para Tánger.

La fábrica de San Jerónimo prevé enviar a Tánger más de 8.000 cajas de cambios al año, que se suman a las 13.000 anuales que ya envían a Somaca, la otra planta de Renault en Marruecos. Más adelante se espera enviar también unidades del modelo TL4, la caja de cambios más moderna que ensambla Renault en Sevilla.

Las fuentes resaltaron que este nuevo proyecto "ayuda a que la fábrica de San Jerónimo siga teniendo la buena dinámica que tiene ahora mismo", aunque dejaron claro que ello "no significa incremento de empleo". Renault cuenta actualmente con una plantilla de 1.200 empleados en Sevilla, donde produce más de 120 referencias de cajas de velocidades en dos familias (J y TL4) y cubre un 32% de las necesidades del Grupo. Además, exporta un 82% de su producción a más de 30 factorías en cuatro continentes. El año pasado superó por primera vez el millón de cajas fabricadas en un solo ejercicio a una cadencia de 5.600 unidades diarias.

La nueva fábrica marroquí ha requerido una inversión de 1.000 millones de euros y contará con una capacidad de producción anual de 400.000 vehículos de la marca Dacia, fundamentalmente del monovolumen Lodgy, que aún no se ha lanzado al mercado, y de un nuevo vehículo comercial. Se trata de la primera factoría de automóviles del mundo sin emisiones de CO2 ni de residuos líquidos industriales, y es además la mayor fábrica del norte de África, puesto que en 2015 contará con más de 6.000 empleados.

Según detalló el presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos, la planta de motores de Valladolid enviará cada año 50.000 propulsores a la fábrica de Tánger. Se ha empezado a enviar un nuevo motor para el Dacia Lodgy y posteriormente se suministrará el bloque H5. El presidente de Renault y de Nissan, Carlos Ghosn, destacó que la nueva planta de Marruecos se convertirá en una referencia de la industria del automóvil en todo el mundo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios