El Supremo rechaza la demanda de 331 millones de Colonial contra Luis Portillo

El Tribunal Supremo ha desestimado la demanda interpuesta por la inmobiliaria Colonial en la que reclamaba 330,91 millones de euros al ex accionista de control Luis Portillo. La demanda derivaba de la acción de responsabilidad social que Colonial interpuso en 2008 contra el empresario sevillano por las operaciones realizadas con acciones entre marzo de 2007 y marzo de 2008, al considerar que fueron "imprudentes" por la "tendencia a la baja" de los títulos de la empresa.

La sala tercera del Alto Tribunal ratifica de esta forma el fallo emitido por la Audiencia Provincial de Madrid, que consideró que el acuerdo aprobado por la junta de accionistas de Colonial respecto a dicha compra de acciones propias no precisaba "los administradores responsables, la conducta imputable y el daño ocasionado".

El Supremo desestima el recurso presentado entonces por Colonial, a pesar de que la junta de accionistas "identificaba la conducta y a los administradores responsables". A pesar de ello, el Alto Tribunal considera que el juicio de la Audiencia es correcto y tuvo en cuenta que el examen de la antijuridicidad de la conducta de los administradores no puede realizarse ex post facto (después del hecho).

"Debe situarse en el momento en que se realizó, en este caso antes del estallido de la burbuja inmobiliaria que propició el desplome de la cotización de las acciones, momento en el que no era predecible la drástica pérdida del valor de las acciones de la empresa", indica el auto del Supremo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios