Wall Street cae un 7,33% y cierra por debajo de los 9.000 puntos

  • Los principales índices de Nueva York cerraron por séptimo día consecutivo en rojo.

La Bolsa de Nueva York cerró con un descenso del 7,33 por ciento en el índice Dow Jones de Industriales y perdió, por primera vez desde agosto de 2003, la cota de los 9.000 puntos.

El Dow Jones de Industriales, el índice más importante de Wall Street, bajó 678,91 puntos (-7,33%) hasta 8.579,19 unidades, un año después de que alcanzara su máximo histórico de 14.164,53 puntos.

El deterioro del Dow Jones se está produciendo con una rapidez que asombra a los analistas más veteranos de Wall Street, pues el pasado 26 de septiembre cerró por encima de los 11.000 puntos y el 3 de octubre por encima de las 10.000 unidades.

La gran volatilidad que hay en el mercado hizo que, entre la campanada que marca el final de la sesión regular de la Bolsa de Nueva York y el cierre definitivo, el indicador del Dow Jones perdiera casi un 1 por ciento más.

El mercado Nasdaq, donde cotizan la mayoría de las empresas de tecnología e informática, perdió 95,21 puntos (-5,47%) hasta 1.645,12 unidades, mientras que el selectivo S&P 500 retrocedió 75,02 puntos (-7,62%) hasta 909,92 unidades, un año después de que alcanzara un récord de 1.565,15 puntos.

El índice compuesto NYSE, que agrupa todos los valores cotizados en la Bolsa de Nueva York, bajó 496,39 puntos (-7,87%) hasta 5.809,96 unidades.

De este modo, los principales índices de Wall Street cerraron por séptimo día consecutivo en rojo. El Dow Jones y el S&P 500 han bajado un 39,4 y un 41,8 por ciento, respectivamente, desde que el 9 de octubre de 2007 alcanzaran sus máximos históricos.

El optimismo con el que comenzó la jornada, por unos resultados de IBM mejores de lo esperado, se esfumó pasada la media sesión por el miedo de los inversores a que la crisis crediticia puede arrastrar a la economía mundial a una recesión y por la preocupación por la salud del sector automovilístico estadounidense.

Las acciones de General Motors fueron las que más bajaron en el Dow Jones al perder un 31,11 por ciento de su valor y cerrar a 4,76 dólares, un nivel que no se veía desde los años 50, después de que Standard & Poor's pusiera al fabricante en observación para una posee rebaja de su calificación. Los títulos de su competidor Ford descendieron un 21,8 por ciento hasta los 2,08 dólares.

La crisis crediticia y del sector financiero está dificultando aún más la recuperación del sector automovilístico estadounidense, que atraviesa una grave crisis, debido a las dificultades que están teniendo los consumidores para acceder a créditos para comprarse un coche.

Las acciones de IBM, que comenzaron al alza, bajaron un 1,71 por ciento hasta los 89 dólares, a pesar de que en el tercer trimestre ganó 2.800 millones de dólares, un 20 por ciento más que en el mismo período de 2007.

A la caída de Wall Street también contribuyeron el fuerte descenso de las acciones de las firmas financieras: Citigroup (-10,21%), Bank of America (-11,18%), JPMorgan Chase (-6,67%), Goldman Sachs (-10,31%), Wachovia (-28,85%), Morgan Stanley (-25,89%) y Merrill Lynch (-25,92%).

Los valores de AIG bajaron un 23,2 por ciento hasta los 2,39 dólares, a pesar de que la Reserva Federal anunció el miércoles que inyectará en esta compañía otros 37.800 millones de dólares a cambio de títulos de la aseguradora estadounidense.

Los inversores tomaron nota de los datos difundidos por el Departamento de Trabajo de EEUU, que informó de que la cifra semanal de solicitudes de subsidio por desempleo descendió en 20.000 la semana pasada y se ubicó en 478.000.

Las obligaciones a diez años bajaron en el mercado secundario de la deuda y ofrecían una rentabilidad, que se mueve en sentido contrario, del 3,76 por ciento, frente al 3,66 por ciento del cierre del miércoles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios