Los agriculturores se manifestarán mañana en Madrid ante el Ministerio de Exteriores

  • Las organizaciones agrarias critican el "total oscurantismo" de las negociaciones

Comentarios 1

"O muere Marruecos o muere Almería". Así de lapidario se muestra Francisco Vargas, de Asaja Almería. La presumible culminación de la negociación entre la UE y el reino alauí para flexibilizar los aranceles a los que está sometida la fruta y la hortaliza de aquel país ha puesto en pie de guerra a las organizaciones agrarias. Temen que esto suponga un golpe mortal para la agricultura andaluza, y muy especialmente la almeriense. Los agricultores critican el "total oscurantismo" con el que se están llevando las negociaciones. "Martín Soler dijo que iba a estar presente, como representante de una autonomía afectada, pero la realidad es que no está, y vamos al Ministerio y nos dicen que el acuerdo de 1995 contemplaba el libre comercio en 2010", dice Vargas.

La Confederación de Organizaciones Agrarias (Coag) ya ha anunciado un calendario de movilizaciones y la primera fecha será mañana en Madrid, ante el Ministerio de Exteriores. Coag avisa de que el sector perderá hasta un 10% de renta si se liberaliza el mercado, lo que "conllevaría la pérdida de miles de puestos de trabajo". La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) considera que se van a a agudizar las crisis de precios y que el posible acuerdo es especialmente preocupante en el caso del tomate, según UPA. "Producciones como la variedad cherry podrían verse directamente fuera del mercado", dicen. El presidente de la Interprofesional de Frutas y Hortalizas de Andalucía (Hortyfruta), Manuel Galdeano, recuerda que "en tiempos de crisis cada kilo de tomate marroquí que entre de más es un recorte en los puestos de trabajo en España".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios