Más contribuyentes en favor de la Iglesia Católica, pero menos recaudación

  • En 2011, se ha marcado la casilla de la Iglesia en casi 200.000 declaraciones más que en el año anterior, aunque se ha obtenido 1.162.820 euros menos.

Comentarios 15

La Iglesia Católica obtuvo en 2011 un millón de euros menos que el año anterior en concepto del 0,7 por ciento del IRPF, pese a que el número de contribuyentes volvió a aumentar por quinto año consecutivo. "Son casi 200.000 declaraciones más que el año pasado, pero 1.162.820 de euros menos, a causa de la crisis", ha explicado en conferencia de prensa el secretario y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Juan Antonio Martínez Camino.  Así, la Iglesia recibirá un total de 248,3 millones de euros (frente a los 249,4 millones del año pasado) gracias al apoyo de 7.454.823 contribuyentes que optaron por marcar con una "x" la casilla correspondiente en su declaración de la renta. Los datos facilitados hoy por la CEE correspondientes al ejercicio fiscal de 2010 reflejan un aumento de 194.685 nuevos contribuyentes, lo que supone un 35,71 por ciento del total.

Dado que casi un 24 por ciento de las declaraciones de la renta se realizan de manera conjunta, la CEE calcula que son en torno a 9,2 millones de personas las que han apoyado a la Iglesia y su labor social centrada en la educación, la sanidad y la atención a los más perjudicados por la crisis. "Es una reacción muy buena de miles de católicos y personas que sin ser practicantes colaboran con la Iglesia para atender a los necesitados de manera inmediata, no burocrática, y cercana", ha subrayado Martínez Camino.  Para el también obispo auxiliar de Madrid, estos datos revelan el apoyo con el que cuenta la Iglesia católica en la sociedad de manera más certera que cualquier encuesta sobre la adscripción religiosa ya que marcar la casilla de la Iglesia es "una elección efectiva y un dato más sólido y fiable" del apoyo que concita.

En la rueda de prensa, Martínez Camino ha sido preguntado por la iniciativa parlamentaria de IU que propone recortar en un 20 por ciento la asignación pública al igual que ha ocurrido con las partidas presupuestarias dedicadas a sindicatos y partidos políticos.  En respuesta, el portavoz de la CEE ha subrayado que la Iglesia Católica no tiene ninguna partida en los Presupuestos Generales del Estado y "por lo cual no se puede rebajar, porque no existe" y para su financiación se "somete a la voluntad de los contribuyentes" que optan por marcar con una "x" la casilla que destina el 7,0 por ciento de sus impuestos a la Iglesia.  En cuanto a los efectos que tendrá en las finanzas de la Iglesia la subida de tipos del IRPF, Martínez Camino ha apuntado que "habrá que ver cómo varía la recaudación" que ha descendido considerablemente a consecuencia de la crisis. "La Iglesia está donde está la coyuntura económica y cuando hay crisis se aprieta el cinturón", ha afirmado.

A quienes preguntan por la posibilidad de que la Iglesia Católica haga "un gesto" de austeridad ante la crisis, el obispo ha destacado que se ha duplicado el número de "voluntarios y dineros" destinados a labores de apoyo y solución de problemas concretos de los ciudadanos, como la falta de alimentos, vivienda y trabajo.  A preguntas sobre asuntos de actualidad como la reforma de la ley del aborto, el matrimonio homosexual o la intención del líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba , de reformar los acuerdos con la Santa Sede, Martínez Camino ha asegurado que no responde ni valora "declaraciones coyunturales porque la Iglesia Católica no es un actor más de la vida política".  No obstante, en cuanto a la reforma laboral ha apuntado que "en principio hay que conceder la confianza en que los gobiernos no desean que nadie tenga un mal trabajo", mientras que, sobre los acuerdos con la Santa Sede ha explicado que no son una particularidad de España, sino que "son el modo normal en que la mayoría de los países se relacionan con la Iglesia Católica".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios