La economía andaluza crecerá más que la española en 2012, según Unicaja

  • La agricultura, la industria y los servicios tendrán un comportamiento positivo pero insuficiente para generar empleo · La tasa de paro se mantendrá en el 30% por el aumento de la población activa

Comentarios 1

Analistas Económicos de Andalucía estima que la comunidad autónoma crecerá un 0,4% en 2012 impulsada por un pequeño alza de la agricultura (1,1%), la industria (1%) y los servicios (0,6%), mientras que la construcción seguirá su particular calvario y caerá otros dos puntos hasta que no consiga deshacerse de su stock, cifrado en casi 180.000 inmuebles, de forma que será imposible generar empleo.

El grupo de estudios de Unicaja, que ayer presentó su último informe, prevé además que el consumo de los hogares descenderá dos décimas y así será difícil que se reactive la economía. No obstante, dicen que en el país de los ciegos el tuerto es el rey y Andalucía, si se cumple esa previsión, podría darse por satisfecha si se tiene en cuenta que estos expertos creen que el PIB español apenas se incrementará un 0,1% en 2012. El Fondo Monetario Internacional (FMI) refleja en un borrador hecho público ayer que la economía española caerá un 1,7% este año, lo que demuestra que nadie sabe exactamente qué va a ocurrir.

El transcurso del año y la confirmación de que España y Andalucía entren o no en recesión dependerá de las medidas que se adopten y de su grado de cumplimiento, aunque no se verá reflejado en las estadísticas hasta que pasen unos meses desde su puesta en marcha. Lo que sí está prácticamente definido es el final de 2011 y, en este caso, Sevilla, Málaga y Granada han sido las provincias que han tirado del carro andaluz con alzas del 1, 0,7 y 0,7% respectivamente, mientras que la media regional ha sido del 0,2%.

Pero el desempleo sigue ahí. Analistas apunta que Andalucía terminó el pasado año con 1,20 millones de parados y que en 2012 lo hará con 40.000 personas más sin un puesto de trabajo.

El leve impulso de la economía andaluza se sustentó en el buen año turístico, la industria y en la mejora de la balanza comercial, aunque otros parámetros como la venta de viviendas o vehículos sigue siendo negativa. La principal tara es el paro y, según Analistas, se va a mantener en torno al 30% también en 2012. "La tasa de paro es el último indicador en el que se notaría un aumento de la actividad porque aunque se creara empleo también está creciendo la población activa", explicó Felisa Becerra, autora del informe.

Andalucía se aferra al turismo como tabla de salvación y Analistas cree que este año la llegada de viajeros podría incrementarse en otro 1,5%, un porcentaje superior a la media nacional, aunque todo está en el aire. "En 2011 nos hemos visto beneficiados por la demanda que iba a otros destinos mediterráneos y que al final vino a la región pero este año igual no ocurre", continuó Becerra.

Al margen de los comportamientos turísticos, los expertos tienen claro que el Gobierno tiene que hacer reformas para que el país pueda ir saliendo del atolladero. Hay numerosas actuaciones que serían necesarias, pero las prioridades a corto y medio plazo son, según estos expertos, adoptar medidas que frenen el paro, haciendo especial hincapié en una reforma laboral "seria", reducir el déficit público y reformar las Administraciones Públicas con el objetivo de eliminar duplicidades y agilizar, por ejemplo, los trámites para la creación de empresas. "Hay que intentar que todas esas medidas no se rechacen entre sí y que estén coordinadas, de forma que no haya incoherencias entre unas y otras", afirmó Francisco García Navas, consejero delegado de Analistas Económicos en sustitución de Francisco Villalba, que ocupa un nuevo puesto de responsabilidad en Unicaja.

García subrayó que "hay una necesidad imperiosa de hacer ajustes e ir a una consolidación fiscal" y consideró que "aunque el talón de Aquiles es el desempleo, España está haciendo lo que tiene que hacer". En este sentido, quiso desdramatizar la situación y lanzar un mensaje de confianza a la sociedad. "Hay que tomar conciencia de la dificultad, no mirar para otro lado y no dejarse atenazar por la incertidumbre, sino que hay que afrontarla con actitud positiva porque España siempre ha sabido superar las dificultades y acabará arrojando señales positivas", afirmó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios