Una empresa estudia invertir 15 millones de euros en una planta de Kenaf en Villamartín

El Kenaf, una planta casi multiuso, parecida en su aspecto al bambú y cultivada desde hace mucho tiempo en África y Asia, podría transformar a medio plazo el paisaje agrícola de la localidad gaditana de Villamartín y la comarca. Un grupo de inversores israelíes, daneses y españoles han puesto su objetivo en la zona agrícola de Villamartín como un espacio idóneo para montar una fábrica de transformación de fibra natural, a partir del cultivo del Kenaf, que suministre a los mercados europeos.

El Kenaf es una planta de la que se obtiene fibras orgánicas para materiales de construcción, para la producción de papel y para aplicaciones de biocomposite para la fabricación de salpicaderos de vehículos. Por ejemplo, el 8% de la fibra que se utiliza en Alemania para la construcción proviene de la transformación del kenaf.

Los inversores han mantenido ya varios encuentros con agricultores de la zona para buscar su disponibilidad de cara a la siembra, ya que la planta necesitaría proveerse de entre 1.500 y 2.000 hectáreas de este cultivo fibroso.

Los promotores de este proyecto, que tiene una inversión de 15 millones de euros, visitaron ayer una parcela en la que han realizado una siembra piloto para comprobar su evolución.La sociedad recientemente creada, de la que participan firmas como Advanced Nonwoven y Prometeo Médica, entre otras, tiene la intención de empezar los primeros cultivos para abril de 2016 y la puesta en marcha de la planta transformadora para octubre de ese mismo año. La idea es levantar la fábrica en Villamartín, con una extensión cubierta de unos 5.000 metros cuadrados, y una zona para secadero. Los promotores calculan que la planta podría generar en torno a unos 60 empleos directos más otros 150 relacionados con el transporte de los cultivos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios