Una de cada tres empresas familiares españolas aumentará plantilla este año

  • La mitad de las compañías de capital familiar incrementarán su internacionalización en 2015 España, a la cabeza de incorporar mujeres a puestos de máxima responsabilidad según EY

El 30% de las empresas familiares españolas prevén aumentar un 5% su plantilla durante el año 2015, frente a sólo un 3% que planea realizar despidos en las mismas. Así se refleja en el último Informe Global sobre Empresas Familiares elaborado conjuntamente por la consultora EY y la Universidad de Kennesaw State. Los rescoldos de la crisis económica aún son perceptibles ya que los resultados son inferiores a la media del conjunto de países analizados.

A nivel global, el 54% de las empresas familiares tienen previsto contratar en conjunto a unos 100.000 trabajadores y el 68% planea incrementar su producción en 2015. La India, los países del Golfo, Indonesia, México y el Reino Unido son los mercados en los que más compañías familiares están dispuestas a aumentar sus plantillas al menos un 5%.

Para el experto en empresa familiar de EY Simeón García-Nieto, la recuperación económica será "un buen caldo de cultivo" para el impulso de las fortalezas de las empresas familiares, como "la flexibilidad, la innovación y la capacidad de adaptarse a los cambios".

En cuanto a las perspectivas de futuro, el estudio refleja que la mayoría de estas empresas prevé invertir en sistemas y controles de tecnologías de la información y en aumentar y modernizar su capacidad de producción, con el objetivo de conocer el impacto del ciber-riesgo. Este último es del 5% en las compañías españolas, las cuales en un 50% de los casos desconoce cuál es ese porcentaje y un 17% reconoce que el impacto que el ciber-riesgo tiene en el negocio es alto.

En este contexto, el estudio destaca la expansión internacional como una de las estrategias de negocio que más caracteriza a las empresas familiares españolas en los últimos años. Así, estas compañías operan en 22 países, frente a los 15 países de media en el resto de negocios analizados en el estudio. Asimismo, la mitad de estas empresas en España ha asegurado que seguirá concentrando sus esfuerzos en 2015 en incrementar su presencia en el exterior, frente a un 8% que ha señalado su intención de reducir el número de mercados.

El estudio refleja que el 100% de estas empresas en España afirma estar satisfecho con su consejo de Administración. Así, los directivos de las compañías familiares españolas son los que obtienen mejores calificaciones por su gestión entre los países de Europa Occidental. En España este tipo de negocios está en manos de una tercera generación en un 47% de los casos, a diferencia de la mayor parte de los países del entorno, donde la gestión de estas empresas está mayoritariamente en manos de su primera o segunda generación. De acuerdo con EY, esta circunstancia contribuye a la profesionalización de los equipos directivos, "una de las principales bazas" de los negocios familiares en España.

De cara a planificar la sucesión, el perfil del Consejo de Administración (35%) y el del consejero delegado (30%) son los más valorados en España, frente a un 22% que prefiere el núcleo familiar. Esta tendencia se mantiene a nivel global, ya que el 44% de los países analizados han elegido el consejo de administración como forma de gestionar sus negocios.

El 70% de las mayores empresas familiares de los 21 principales mercados globales analizados en el estudio contemplan que una mujer sea su próxima consejera delegada. Así, el estudio revela que España y Alemania son los dos países en los que las empresas familiares están considerando con más fuerza nombrar a una mujer como próxima consejera delegada. Por el contrario, en los países del Golfo Corea del Sur, Canadá y Bélgica esta tendencia no se apreciará a corto plazo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios