La bolsa española sube el 1,27% y escapa de las pérdidas de Wall Street y Europa

  • El mercado abrió con ganancias después de la caída del lunes y se fue estabilizando a lo largo de la jornada.

Comentarios 4

La bolsa española escapó de las pérdidas de Wall Street y de algunas plazas europeas por los problemas del sector financiero y subió este martes el 1,27 por ciento con el apoyo de los grandes valores. Así, el principal indicador del mercado nacional, el Ibex-35, ganó 136 puntos, equivalentes al 1,27 por ciento, hasta 10.862 puntos.

En Europa, con el euro a 1,363 dólares, Fráncfort cedió el 1,12 por ciento, y Milán, el 0,65 por ciento, mientras que París subió el 0,55 por ciento; Londres, el 0,35 por ciento y el índice Euro Stoxx 50, el 0,34 por ciento.

La bolsa española empezó el día con ganancias del 2,5 por ciento a pesar de la caída del 3,6 por ciento de Wall Street en la sesión anterior, que le situaba por debajo de 10.000 puntos, nivel al que se acercaba Tokio con una caída del 3 por ciento esta madrugada.

Las notables pérdidas de la víspera, que se extendieron por todo el planeta al desconfiar los inversores de la evolución de la economía mundial y de las medidas de ayuda al sector financiero, favorecían el rebote y situaban a la bolsa española cerca de 11.000 puntos.

Sin embargo, una hora después de la apertura el mercado registraba pequeñas pérdidas, inducidas por las noticias sobre las necesidades de liquidez de los grandes bancos británicos y Deutsche Bank y por la nacionalización del Landsbanki islandés.

A diferencia de sus compañeros europeos, los bancos nacionales conseguían superar el bache mientras se conocían los primeros detalles sobre el principio de acuerdo del Ecofín para que la UE eleve el importe de garantía de los depósitos de los ahorradores.

Con la ayuda de los futuros estadounidenses y del aumento del 3,6 por ciento de los pedidos industriales alemanes en agosto, sin hacer caso a las predicciones del Banco de España de escaso o negativo crecimiento de la economía nacional, la bolsa se dirigía nuevamente hacia la cota de 11.000 puntos.

Aunque el informe semestral del FMI pedía acciones coordinadas para contener la crisis financiera y reconocía que la banca mundial requerirá capital por importe de 675.000 millones de dólares en los próximos años y que el agujero de las hipotecas basura ascenderá a 1,3 billones de dólares, Wall Street abrió al alza.

Con este alza, que se apoyaba en la decisión de la autoridad monetaria estadounidense de comprar papel comercial para dar más liquidez al sistema y con la decisión de la Unión Europea de aumentar hasta 50.000 euros el importe mínimo garantizado de los depósitos por persona y entidad, el mercado superaba el nivel de 11.100 puntos.

Sin embargo, el mercado neoyorquino, afectado por la banca tras la caída del 68 por ciento del beneficio de Bank of America y del anuncio de la ampliación de capital de 10.000 millones para comprar Merrill Lynch, incurría en pérdidas -el 0,55 por ciento al cierre nacional- y limaba las ganancias en Europa.

Al cierre, mientras algunas bolsas europeas registraban pérdidas, y el petróleo subía a 85 dólares por barril y el euro por encima de 1,36 dólares, el mercado nacional subía gracias a los grandes valores. De estas compañías, subieron Repsol, el 3,54 por ciento; Banco Santander, el 2,91 por ciento; Telefónica, el 1,77 por ciento, y BBVA, el 0,69 por ciento. Iberdrola perdió el 0,15 por ciento.

Banesto, cuyo beneficio aumentó el 12 por ciento hasta septiembre, lideró las ganancias del Ibex con una subida del 4,87 por ciento, en tanto que Sacyr ganó el 3,87 por ciento, seguida de Repsol y Banco Santander, mientras que Red Eléctrica ganó el 2,82 por ciento y Gas Natural, el 2,61 por ciento.

OHL presidió las pérdidas del Ibex con un descenso del 8,61 por ciento, seguida de Iberia, que bajó el 5,23 por ciento, penalizada por la situación del sector, mientras que Endesa perdió el 5,21 por ciento y Técnicas Reunidas el 4,07 por ciento.

En el mercado continuo, tras los derechos de la ampliación de Azkoyen, que ganaron el 11,11 por ciento, destacó el avance de Vidrala, el 10,31 por ciento, mientras que Tavex Algodonera presidió las ganancias al subir el 14,58 por ciento.

En el mercado secundario de deuda, la rentabilidad de la deuda española a largo se mantenía en el 4,3 por ciento. En esta sesión, los inversores negociaron 5.584 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios