La factura del combustible complica el futuro de las aerolíneas

  • Las compañías gastarán 24.000 millones de euros más por el encarecimiento del queroseno, según apunta la IATA

El ejercicio 2012 se presenta desafiante para el sector aéreo. La coyuntura económica mundial no ayuda y, además, se producirá un incremento de la factura por combustible de unos 32.000 millones de dólares (24.000 millones de euros), según cifras proporcionadas por la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) sobre un precio medio de 129,7 dólares el barril.

El barril de crudo cotizaba ayer en 124 dólares el barril, lo que supone niveles máximos en nueve meses por las tensiones geopolíticas y el conflicto con Irán.

Estas estimaciones se producen en medio de un entorno de crisis económica y ante el esperado descenso de la demanda en el presente ejercicio, que complicará el negocio del transporte aéreo en un año marcado por los conflictos laborales y las huelgas como consecuencia del inevitable ajuste de costes que afrontan las compañías.

La situación fue rescatable en 2011 gracias a que el repunte del tráfico premium y el rebote del sector de los viajes tras dos años consecutivos de caídas en el tráfico compensaron el encarecimiento del queroseno.

Ante esta situación, las aerolíneas han comenzado el ejercicio con caídas en Bolsa. Según el Financial Monitor de la IATA, los títulos de las aerolíneas permanecían en enero en niveles un 30% inferiores al mismo periodo de 2011 y los problemas en los mercados financieros siguen metiendo presión sobre los resultados de las aerolíneas.

Según los cálculos de Lufthansa, una de las aerolíneas regulares europeas más saneada, el 25% de los costes proceden del combustible, entre el 20% y el 15% lo componen las tasas aeroportuarias y el 10% la inversión en nuevos aviones, una parte fundamental de su estrategia a largo plazo ya que se necesitan aeronaves más eficientes para reducir el consumo de queroseno.

Las principales aerolíneas europeas cotizaban ayer a la baja a media sesión. Lufthansa mostraba un retroceso del 0,2%; el holding Iberia-British, un descenso del 2,65%; Vueling, un 0,16%; y Air France-KLM, del 3,4%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios