Bajo impacto en los aeropuertos por la huelga de los controladores

  • Enaire y Usca coinciden en que no hubo cancelaciones de vuelos y sólo se registraron retrasos en la salida de un centenar de aviones

Enaire, la empresa pública de gestión aeroportuaria, y la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), coincidieron ayer en informar del bajo impacto operativo que tuvo el paro matinal del colectivo y en el hecho de que no hubo incidentes.

Los paros de tres horas para los días 11, 12, 25 y 26 de julio han sido convocados por parte de USCA, sindicato mayoritario, para protestar por la decisión de Enaire de sancionar a 61 controladores aéreos por el cierre del espacio aéreo en diciembre de 2010.

La secretaria de Comunicación de USCA, Susana Romero, afirmó ayer que el paro de los controladores, entre las 10:00 y las 13:00, tuvo un bajo impacto operativo y sin cancelaciones de vuelos. Romero indicó que apenas hubo retrasos en la salida de unos 100 aviones y que, en ningún caso, superaron los veinte minutos.

Además, señaló que USCA no busca un efecto mayor del producido con su paro, si bien mostró su disconformidad por los "abusivos" servicios mínimos fijados por Fomento. A su juicio, los servicios mínimos del 80% son una "triquiñuela" para "garantizar la normalidad operativa", algo que, en su opinión, no puede ocurrir cuando se convocan paros en una actividad.

Por su parte, fuentes de Enaire coincidieron con USCA y aseguraron que el impacto del paro de los controladores fue mínimo y que transcurrió sin incidentes destacables.

Según sus datos, ayer estaban previstos 6.010 movimientos en todo el espacio aéreo español, que fueron 1.104 para la franja horaria matinal de la convocatoria de paros. Hoy, domingo, la previsión de movimientos es de 5.873 en todo el espacio aéreo de España y para la franja vespertina de los paros parciales habrá un millar de movimientos.

En este escenario, los aeropuertos andaluces tampoco sufrieron ninguna incidencia ni cancelación en los vuelos en las tres horas que duró el paro. Concretamente, en el aeropuerto de Sevilla operaron los 18 vuelos programados entre salidas y llegadas; en Granada, tres vuelos, dos salidas y una llegada; en Almería, siete (cuatro salidas y tres llegadas); y en Jerez, cuatro vuelos (dos salidas y dos llegadas). Tampoco hubo incidencias en el aeropuerto de Málaga, donde estaban planificadas 205 salidas y 202 llegadas.

La actual es la segunda tanda de la huelga tras los paros parciales de dos horas, en turnos de mañana y tarde, llevados a cabo por los controladores el pasado mes de junio (los días 8, 10, 12 y 14), cuyo impacto en las operaciones y los retrasos en los vuelos también fue mínimo.

La huelga convocada afecta a los controladores de tránsito aéreo de Enaire, que actualmente forman una plantilla de 2.015 trabajadores en todo el territorio nacional.

Éstos están distribuidos en servicios centrales; cinco centros de control, en Madrid-Torrejón, Barcelona, Sevilla, Palma y Canarias; dos centros de control de aproximación, en Valencia y Santiago; y 22 torres de control en los aeropuertos Adolfo Suárez Madrid-Barajas, Barcelona-El Prat, Gran Canaria, Palma de Mallorca-Son Sant Joan y Málaga, entre otros, que son los de mayor tráfico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios