60 inmobiliarias medraron a través de la CAM

  • Obtuvieron financiación para proyectos de dudosa solvencia, según el Banco de España

Unas 60 sociedades inmobiliarias se beneficiaron de la gestión deficiente de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) y de la debilidad de su sistema de medición de riesgos, al obtener financiación para proyectos dudosos. Según un informe del Banco de España, la CAM perdió 1.011 millones como resultado de su participación en proyectos de inversión inmobiliaria de 65 sociedades, realizadas a través de una de sus participadas, Tenedora de Inversiones y Participaciones (TIP).

A esto hay que añadir otras operaciones de riesgo que desencadenaron pérdidas, como los proyectos asociados al grupo Polaris World, una empresa dedicada a comprar suelo rústico para la construcción segundas viviendas. La CAM financió suelo por encima del precio de adquisición que pagaba el grupo promotor, liberó fondos sin conocer su objeto, dio préstamos a proyectos especulativos y actuó en ocasiones en beneficio del socio, en contra de la propia caja.

Según los inspectores, la caja inició en 2002 un modelo de crecimiento que "propició que se dejaran de gestionar los riesgos básicos inherentes al negocio bancario, que eran asumidos sin valoración ni gestión". Además, la expansión del crédito no fue acompañada de la captación de pasivo tradicional, que era sustituido por fondos en los mercados mayoristas, es decir, que la caja actuó con la "equivocada percepción" de que el acceso a los mercados monetarios era ilimitada.

A partir de 2008 este sistema se demostró insostenible, de manera que los gestores recurrieron a otros métodos para evitar que la situación real de la caja se reflejara en los resultados. El informe menciona irregularidades contables sistemáticas, sobre todo mediante el pase de créditos dudosos a fallidos y de fallidos a normales "a conveniencia de la entidad", con el objetivo de evitar la asignación de provisiones y dar apariencia de continuidad a los resultados.

Además, se concedieron segundas y terceras hipotecas sobre el mismo bien "sin tener en cuenta la capacidad del acreditado para generar fondos suficientes que le permitieran hacer frente a los compromisos contraídos con la caja".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios