La innovación andaluza está preparada para salvar vidas

  • La malagueña Ingenia diseña un sistema que reduce las listas de espera quirúrgicas · La sevillana Selten Diagnosis se especializa en la identificación de enfermedades raras

Una idea muy común es que los grandes avances tecnológicos de nuestra sociedad son un efecto secundario de investigaciones propias de la industria bélica. Sin embargo, la innovación andaluza está dispuesta a romper este mito y demostrar que la I+D, lejos de destruir vidas, las salva. Es el caso del nuevo programa desarrollado por Ingenia para acortar las listas de espera de la Seguridad Social y el del laboratorio Selten Diagnosis, que se especializa en encontrar el origen de las denominadas enfermedades raras.

La primera es una firma malagueña que desarrolla una herramienta de gestión de la demanda quirúrgica de un hospital. Se basa en inteligencia artificial, que calcula y dispone los recursos humanos y materiales con el fin de reducir las listas de espera para cirugías. De este modo, los análisis indican que la optimización de los recursos en un hospital en sólo un 10% permitiría un incremento del 21% en el número de operaciones al año.

Ingenia es una TIC que apuesta fuerte por la línea de investigación médica, con diferentes aplicaciones informáticas para la gestión de laboratorios de patología y de unidades de prevención y tratamiento de cáncer de mama, por ejemplo. En esta nueva Plataforma de Gestión Integral de la Demanda Quirúrgica cuenta con financiación de la Corporación Tecnológica de Andalucía y la participación del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, así como del grupo de investigación de Organización Industrial de la Escuela de Ingenieros de la Universidad de Sevilla.

Y es que los modelos de procesos quirúrgicos no han evolucionado, pese a la aparición de nuevas técnicas y tecnologías en los centros médicos. Según un estudio de mercado, la mayoría de métodos utilizados hasta ahora se basan en análisis matemáticos que tienen en cuenta un gran número de indicadores sanitarios, pero en ningún caso esto se hace de manera sistemática a través de metodologías inteligentes para mejorar la eficacia de la gestión de la demanda quirúrgica. Es más, en muchas unidades quirúrgicas es habitual que la asignación se resuelva de forma intuitiva por el responsable de unidad, con las consiguientes limitaciones respecto al volumen de operaciones que se pueden programar. Además, la mayor parte de los sistemas de información hospitalarios se limitan a gestionar un calendario de intervenciones, sin realizar asignación ni optimización de los recursos.

Los biólogos andaluces Plácido Navas y Juan Carlos Rodríguez son, por su parte, los creadores de Selten Diagnosis, una spin-off de la Universidad Pablo de Olavide especializada en la detección de las denominadas enfermedades raras, que según el Servicio Andaluz de Salud, afectan cada año a más de 23.500 andaluces. Esto supone que tres de cada 1.000 habitantes padecen alguna patología dentro de la gran diversidad que se esconde tras esta etiqueta. "Estas enfermedades raras no tienen nada de extrañas, sencillamente son de baja prevalencia. Eso hace que sea poco frecuente encontrarlas en el ejercicio de la medicina", matiza Rodríguez.

Selten Diagnosis trabaja para profesionales de la salud tanto en el sector privado como público, pero nunca trata directamente al paciente, ni actúa al margen o en paralelo a los médicos, sino en coordinación con ellos. En concreto, lleva a cabo tests que ayudan a estos facultativos a realizar sus diagnósticos apoyados en los resultados de varias pruebas analíticas, bioquímicas o genéticas

Desde su sede en el Laboratorio de Fisiopatología Celular y Bioenergética de la Pablo de Olavide, se dedican a diagnosticar enfermedades poco comunes que tienen un origen mitocondrial y se manifiestan con diversos tipos de síntomas que incluyen intolerancia al ejercicio, debilidad muscular y alteraciones de la respiración celular.

Analizan así muestras para los facultativos de las unidades neuromusculares de varios centros de Sevilla, como los Hospitales Universitarios Virgen del Rocío y Virgen Macarena o Sagrado Corazón. Además, colaboran con el Instituto de Salud Carlos III de Madrid a través de una red de laboratorios que investigan enfermedades raras.

Entre sus diagnósticos más recientes destacan la identificación de dolencias relacionadas con el déficit de coenzima Q, que mejoran con una correcta suplementación alimentaria, y la detección de mutaciones genéticas que hacen que las células de ciertos pacientes respiren mal y por tanto funcionen erróneamente, provocando trastornos de salud.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios