La morosidad alcanza su tasa más alta de los últimos diez años

  • Los créditos dudosos de cobro crecen al 2,44% y triplican la tasa de hace un año.

Comentarios 6

El estrangulamiento financiero ha supuesto un incremento sustancial en la morosidad en nuestro país. Así la rescisión del crédito a las inmobiliarias, promotoras y empresas derivadas del sector de la construcción, también ha supuesto una reducción sustancial en el volumen de negocio de los bancos. La morosidad de los créditos concedidos por bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito a particulares y empresas en España subió en agosto hasta el 2,44%, la tasa más alta desde mayo de 1998. Según los datos del banco de España los créditos de dudoso cobro de los bancos triplican la tasa de hace un año.

La morosidad en España ha alcanzado la tasa más alta en los últimos diez años. Este incremento de la morosidad, la decimocuarta subida consecutiva, estuvo influido por el concurso voluntario de acreedores (antigua suspensión de pagos) de Martinsa-Fadesa, que tuvo lugar a finales de julio. El aumento del paro y los altos precios de la vivienda también han contribuido al incremento de la tasa de impago en nuestro país.

Por todo ello, la morosidad se situó en agosto en el 2,44% la tasa más alta desde mayo de 2008. Este dato supone un incremento de 0,29 puntos respecto a la tasa de julio, que se situó en el 2,15%, y es más de tres veces superior a la de agosto de 2007 (1,68 puntos), que se situaba en el 0,76%. 

El saldo de créditos dudosos aumentó en más de 5.300 millones de euros respecto al mes de julio, al situarse en 43.693 millones de euros en agosto frente a los 38.374 millones que suponían el mes anterior. El volumen total de préstamos concedidos hasta agosto alcanzó 1,78 billones de euros. Este dato no recoge la morosidad de los establecimientos financieros de crédito, ya que son entidades que pueden conceder créditos pero no captar depósitos y tienen una morosidad muy elevada. 

Las cajas fueron las principales responsables del incremento de la morosidad en agosto, ya que el saldo dudoso de estas entidades aumentó tan sólo en un mes en 3.178 millones de euros (el 60% del total del crédito que pasó a ser dudoso en agosto) y en un año acumula un crecimiento de 19.254 millones de euros.

En concreto, los préstamos dudosos de las cajas alcanzaban en agosto los 25.467 millones de euros, con lo que la tasa de mora de estas entidades se situó en el 2,908%, casi cuatro veces por encima del nivel del 0,771% en el que se situaba en el mismo mes del año anterior.

De este modo, la morosidad de las cajas se sitúa en el nivel más alto desde noviembre de 1997, cuando la tasa alcanzó el 3%. Las cajas tenían concedidos 875.459 millones de euros hasta ese mes, un 0,3% más que el saldo registrado en julio.

Por lo que se refiere a los bancos, la tasa de impagos de éstos también se encuentran en máximos históricos y cierran agosto en el 1,992%, un nivel que no registraba desde febrero de 1998, cuando suponía el 2,10% del total de créditos.

En concreto, los bancos tenían concedidos 800.316 millones en créditos a sus clientes hasta agosto, de los que 15.946 millones eran de carácter dudoso, el triple que en el mismo mes de 2007, cuando alcanzaban 5.159 millones de euros. Además, el saldo dudoso aumentó en 1.949 millones de euros respecto a julio.

Por su parte, las cooperativas de crédito situaron su morosidad en el 2,05%, 0,21 puntos por encima de la tasa de julio (1,84%), mientras que sus créditos se situaron en 94.924 millones de euros, de los que 1.946 millones eran dudosos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios