"El papel siempre tendrá su lugar"

  • El consejero delegado de Unidad Editorial defiende que sin la presencia de la prensa tradicional la democracia corre peligro

La oclocracia es el gobierno de la muchedumbre, una degeneración de la democracia según la visión aristotélica. Y hacia eso vamos -dice Antonio Fernández-Galiano, consejero delegado de Unidad Editorial, editora de El Mundo- si triunfa en internet, el medio de comunicación que más crece, un modelo caracterizado "por una oferta descomunal" en el que han entrado en juego "nuevos actores" que han diluido el papel de los medios tradicionales.

"Me atrevería a decir -añade- que internet, en cierto modo, está contribuyendo a una cierta banalización de la información, igualando a todos por abajo". Es decir: puede tener el mismo valor, según Galiano, una noticia amparada por profesionales cualificados, una estructura y una marca de prestigio que otra nacida de una web sin estas características.

La pérdida de valor de la prensa tradicional entre los ciudadanos conduciría, según la tesis del directivo de Unidad Editorial, al éxito de la oclocracia. "Una sociedad informada por encima, a base de píldoras informativas, sin atender a la raíz de los acontecimientos, desprovista de los correspondientes análisis, no es una sociedad sana y queda a merced de cualquier cosa".

Por eso es tan relevante mantener cabeceras fiables y rigurosas. La evolución no es positiva: la prensa escrita tiene tiene ahora el 26% de la tarta publicitaria y se prevé que en 2015 tengan el 18%. Diarios, suplementos y revistas han sufrido caídas del 40% por la crisis. Aun así, Galiano no es catastrofista: "El papel perderá gran parte del protagonismo que ha disfrutado durante años y años en el mundo de la información, pero siempre tendrá su sitio".

Ante este panorama, dice Galiano, el sector se enfrenta a una dura reestructuración. Ésta pasa por "centros de impresión que den servicio a distintos periódicos", con el ahorro de costes que implica, y por "imprimir en puntos más cercanos a la distribución final". También se debe tender -ya se está haciendo- a proyectar el medio en soportes distintos al papel. Internet no sería el único: también la radio, la televisión, e incluso foros, eventos o conferencias. Galiano cree que el futuro de la prensa escrita estará vinculado a la evolución de cabeceras, respaldadas por grupos de comunicación, que comunicarán en cualquier soporte, entre ellos el papel.

Otro objetivo, éste general para toda actividad económica, será "reducir estructuras, lo que conlleva la siempre dolorosa salida de personas" y la reducción de sueldos. "Los editores no hemos estado parados en 2009 y muchas de estas cosas se han estado haciendo. El sector ha invertido centenares de millones en reducir sus estructuras, ha bajado salarios y ha acometido importantes desinversiones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios