La oleada de pesimismo dispara las pérdidas anuales del Íbex al 45%

  • El selectivo cede otro 5,2% para despedir la segunda peor semana de su historia · Ya peligran hasta los 8.000 puntos

No hay quien frene la sangría del parqué español. Contagiado por otra oleada de incertidumbre que ya sólo la cumbre del G20 parece poder alejar, el Íbex 35 dio ayer otro salto hacia atrás. En total, un retroceso del 5,20% que le ancla en los 8.353,20 puntos, otro mínimo desconocido desde octubre de 2004. Consecuencia: en el último año, el mercado de referencia español ha perdido más de un 45%, después de que el 8 de noviembre de 2007 alcanzara su techo histórico, fijado en 15.945 puntos. Los argumentos se solapan y ya no apuntan sólo (por si fuera poco) a la crisis financiera o hacia los temores a una recesión global, sino que se entrelazan con la crisis argentina o los pésimos datos coyunturales.

La incertidumbre internacional es absoluta a la espera de que se celebre la cumbre del G-20 que debe arrojar luz sobre el deprimido sistema financiero. Será el 15 de noviembre, y hasta entonces puede ocurrir cualquier cosa.

Dentro del selectivo español, Gamesa volvió a ser el peor valor, con un recorte del 13,64%. La gran banca volvió a demostrar las dudas del sector. Santander cedió un 10,18% y situó el valor de sus títulos en los 7,15 euros, aunque llegó a perder la cota de los 7 euros. BBVA, por su parte, retrocedió un 8,59%, hasta 7,98 euros. Mal día también para Ferrovial, que se dejó un 8,55%. Del resto de grandes valores, Repsol cayó un 5,05%, Iberdrola un 4,16% e Iberdrola un 4,16%. Sólo dos valores se salvaron de la quema, aunque por muy poco. Red Eléctrica Española avanzó un 0,12% y ACS, después de presentar unos buenos resultados en la víspera, se revalorizó un 0,05%, que viendo el resto de la tabla debe ser recibido con satisfacción por el grupo constructor y de servicios que preside Florentino Pérez.

Si la semana pasada el Íbex recuperó un 7,3% del 20,2% cedido en la anterior, ésta el selectivo español retomó la senda bajista con un retroceso del 13,48%. Pese a la caída, no todos los valores se desmoronaron. La mayoría fueron vencidos, pero también hubo algún vencedor. O al menos así pensará Fernando Conte después de ver que la compañía que preside, Iberia, se revalorizó un 26,43%, gracias a las especulaciones sobre un adelanto de la fusión entre la aerolínea española y British Airways. Red Eléctrica acumuló unas ganancias del 3,72%, Abengoa del 1,91%, Tele 5 del 1,15% y Grifols del 0,44%.

Mala semana para el Santander, que perdió un 22,95%; BBVA, un 19,72% y Repsol, un 18,07%. También para Mapfre, que recortó un 16,61%. El resto de grandes valores también cerraron con recortes significativos, como Telefónica (12,06%) e (10,17%).

26,43%

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios