La producción industrial rompe su tendencia bajista

  • Crece un 1,6% hasta junio tras un desplome del 21,4% en 2009 · Andalucía sigue en senda descendente, con una caída del 6%

La producción industrial en España confirma su recuperación en el primer semestre del año al crecer el 1,9%, un dato que contrasta con el mismo periodo de 2009, cuando sufrió una caída del 21,4%. Así consta en el Índice de Producción Industrial (IPI) que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que destaca que en junio el IPI registró una variación interanual positiva del 3,1%, dos puntos menos que en mayo.

Por destino económico de los bienes, todos los sectores aumentan su actividad en junio respecto al mes anterior. Los que más lo hacen son los bienes intermedios, que crecen el 4,6%; la energía, que lo hace el 4,2%, y los bienes de consumo no duradero, que aumentan el 1,9%. Las actividades con mayor crecimiento son la fabricación de otra maquinaria para usos específicos (42%) y la de vehículos de motor (24,1%). Entre los descensos destacan la fabricación de locomotoras y material ferroviario (40,9%) y la de elementos metálicos para la construcción (19,9%).

El aumento del 1,9% del IPI en lo que va de año es consecuencia del crecimiento de los bienes intermedios (4,9%), de los bienes de consumo no duradero (3%) y la energía (0,5%). En cambio, decrecen los bienes de consumo duradero (7%) y los bienes de equipo (1,7%). Si se elimina el efecto calendario, es decir la diferencia en el número de días hábiles que tiene un mes en los distintos años, el IPI en junio aumentó el 3%, dos décimas menos de la registrada el pasado mes de mayo.

Doce comunidades autónomas registraron tasas positivas en junio, entre las que destacaron Navarra (23,4%), Extremadura (20,2%), Cantabria (14,7%) y Castilla-La Mancha (10,2%). Sin embargo, disminuyó la actividad en Baleares (11%), Madrid (4,5%) y Andalucía (3,5%). En nuestra región, la producción bajó hasta junio una media del 6%, lo que supone el mayor descenso después del de Baleares (-9,3%).

La tasa de variación interanual por destino económico crece un 2,7% para los bienes intermedios y descendió un 2,1%%, un 3,4% en la energía y un 16,7% en los bienes de equipo. Por ramas de actividad, la industria extractiva sube un 16% y desciende el 3,2% para la manufacturera y el 11,1% para el suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios